Cúneo Libarona: “Mendoza es como el Far West, pero le creo a Bento"

Cúneo Libarona: “Mendoza es como el Far West, pero le creo a Bento"

El abogado defensor del juez federal Walter Bento conversó a solas con MDZ y disparó con todo contra el fiscal Dante Vega. Dijo que a su tiempo revelará cuál era la relación entre el acusado y Diego Aliaga, y sostuvo que las denuncias son un caso de "lawfare". Primera parte de una charla en llamas.

Jorge Caloiro y Facundo García

La defensa del juez federal Walter Bento llega desde las inmediaciones del Obelisco. Mariano Cúneo Libarona, uno de los más conocidos abogados penalistas de Argentina, pasa por la provincia como parte de su trabajo en representación del juez que protagoniza el escándalo de corrupción más grande de los tiempos recientes. Durante la charla con MDZ, el letrado dirá que se siente “en el Far West” y que está seguro de que frente a un tribunal justo “este juicio se gana por afano”.

“Mientras nosotros estamos acá, abrigados, hay gente que está presa por delitos excarcelables, muchachos. Personas que llevan más de un mes sin que les resuelvan la situación procesal. Y están ahí simplemente para que digan ‘Bento’ y los hagan declarar como arrepentidos. Contame lo que quieras. Pero contame antes eso”, arranca Cúneo Libarona ubicándose entre el profesional y el personaje; marcando el tono vertiginoso de una charla que combinará el timing porteño con una forma de expresarse que a los ojos locales resulta levemente excéntrica.

Repasemos: Bento está acusado de liderar una asociación ilícita que ofrecía beneficios a cambio de sobornos en la Justicia Federal. El fiscal Dante Vega ya señaló a 24 imputados y algunos han declarado como arrepentidos.

"Es el caso más difícil de mi carrera"

El entrevistado se queja de lo que considera graves irregularidades procesales durante la instrucción. Argumenta que no lo dejaron ver el expediente aún cuando -a su criterio- estaba claro que Bento estaba siendo investigado.

Me durmieron. El 14 de enero se tomó declaración a un montón de personas que nombran al juez. Se pidieron informes patrimoniales sobre él y su familia. Sin embargo cuando yo pido ver el expediente el 22 de febrero me lo negaron. Eso es gravísimo”, subraya.

Luego agrega: “¿por qué no me contás esto? ¿Por qué no se hizo un sorteo para elegir juez, como manda la Ley? Después de contarme eso, hablemos de lo que quieras”.

Cúneo ante al equipo de MDZ.

Persecución o astucia

Para Cúneo Libarona, Bento es inocente y se lo persigue en dos flancos. “Por un lado -dice- tenés el odio personal del fiscal Vega. Por otro, un plan orquestado por varios funcionarios judiciales que están dispuestos a soslayar el derecho con tal de lograr la meta de destituir a Bento. Eso incluye desde el juez que entiende en la causa, Eduardo Puigdéngolas, hasta miembros de la Cámara Federal”.

“Esto es otra pelea entre los dos partidos mayoritarios que tenemos en Argentina”

—Pero todos estos funcionarios conspirando...¿Para qué? ¿Por qué querrían perseguirlo?

—Debe haber cosas que yo ignoro. Asuntos anteriores. He oído hablar del caso Romano, el caso Leiva, temas de vieja data. Y un juez -Bento- que tal vez ha sido demasiado soberbio para este lugar en el que trabaja. Además, él es un hombre considerado del kirchnerismo. Por eso el macrismo se le vino con todo. Otra de las peleas entre los dos partidos mayoritarios que tenemos en la Argentina.

—Espere. Vega está muy lejos de ser considerado un macrista, más bien al contrario. Y además, hay dos fiscales de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos de Origen Delictivo (PROCELAC), María Laura Roteta y Mario Alberto Villar, que han firmado y avalado las imputaciones. Con lo cual tenemos a un ala no macrista en Mendoza que además tiene el aval de la Procuración General de la Nación, a la que sí se asocia con el macrismo. Por tanto, hay fuerzas diversas por el lado de la acusación…¿Cómo se explica?

—Los fiscales de la PROCELAC están pintados. Hacen lo que pueden, pobrecitos. Vega fue a pedirle ayuda a (Eduardo) Casal -el Procurador General de la Nación- porque más que seguir una línea política, Vega es anti-Bento. Se levanta y debe tener una foto de Bento para tirarle dardos. Mire, yo a Villar lo conozco mucho, y Roteta me genera mucho trabajo: hasta ahora les he ganado en todas. Son inteligentes, sí, e investigar estas cosas está entre sus funciones. Les pagamos para eso. Y están ayudando a Vega. Te pongo un ejemplo: a Bento le imputan lavado, pero los supuestos hechos delictivos que se le atribuyen son muy recientes. Por eso le deben haber dicho a Vega: ¿pero cómo se te ocurre imputar lavado? Y como los fiscales de la PROCELAC saben que los delitos deberían ser anteriores para poder probar el enriquecimiento ilícito y el lavado, buscan una causa vieja. E imputan al padre de Aliaga por un supuesto cohecho de 2007 que ahora van a tener que probar. Ojo: en el mundo civilizado, una persona pasa 24 horas detenida por una cosa así. Este señor está preso desde hace un mes. Por eso la intervención de la PROCELAC no purifica la acción de Vega.

—Hablemos del otro Aliaga, Diego. El informante de la Policía y ex corredor de aduana que fue asesinado el año pasado. ¿Qué relación tenía con Bento y por qué se comunicaron tantas veces por teléfono?

Llegado este punto de la conversación, Libarona pide un papel y anota febrilmente. Saca la cuenta de las llamadas. Se supone que hay 265 comunicaciones por Telegram entre Aliaga y Bento durante 7 meses. “Si le quitás las reiteraciones, te da 165, menos llamadas incontestadas, terminás en 110”, dice.

—¿Y?

—Que esas llamadas son todas sin contenido. Yo esto lo tengo escrito. El día en que yo la aporte esa explicación en el tribunal, salgo y te la doy en la mano. Ahora bien: imaginemos a Aliaga en una plaza con un megáfono, gritando “soy amigo de Bento y soluciono cosas”, con una remera que dice también “soy amigo de Bento” y una gorra igual. Y un montón más que hacían lo mismo que Aliaga: Ortego, Ríos, Aramayo. Los otros imputados. Okey. Probame dos cosas: que eso era verdad y no una venta de humo y que Walter Bento actuaba con conocimiento y voluntad de esto. ¿Con qué me lo vas a probar, con estos llamados? Obvio que no.

—¿Y los aprietes que sufrieron algunos detenidos, como Gonzalo Ramírez Madrid?

—En todo caso, habrán sido aprietes que hizo Aliaga u otro. Vos me tenés que probar que Bento recibió guita y que favoreció a los imputados en las causas a cambio de dinero. Lo que veo yo en los expedientes, por el contrario, es un proceder bastante correcto de su parte...

—¿Por qué el juez Walter Bento se niega a entregar su teléfono para que se hagan pericias?

—¡Es una locura que se lo pidan! Y ahora encima le reclaman que entregue el pasaporte. Qué ilegalidad. Ya se sabe que existe un principio que tiene que ver con la autoincriminación. Es como decirle a un narco que entregue una balanza. Es ilegal. Además, le piden el teléfono que es de él y garpa él.

—¿Está diciendo que el teléfono de Bento es “incriminante”?

—Es que no pueden ni preguntarle eso. Ni pedirle el teléfono. No corresponde a un Estado de Derecho. ¿Te das cuenta hasta dónde han llegado? Eso no se puede pedir.

—Pero el teléfono de Bento, ¿acaso no pertenece al Consejo de la Magistratura?

—Tengo entendido que el teléfono es de él y la línea la paga él y está a nombre de él.

No es lo que dice Pablo Tonelli, encargado de la instrucción de este caso en el Consejo de la Magistratura.

—Tonelli no tiene idea. Hoy le volví a preguntar a Bento puntualmente sobre este asunto y me confirmó que el teléfono es de él. Si estuviéramos ante un aparato que le dio el Estado quizá podríamos evaluar una malversación. Pero no.

—¿Y cómo se explica la enorme cantidad de viajes al exterior de Bento y su esposa?

—Tenemos a un equipo de contadores trabajando en eso: uno de Mendoza y dos de Buenos Aires. Los tipos están todo el día mirando numeritos y declaraciones juradas. Y les aseguro que vamos a demostrar que fueron todos viajes dentro de la Ley.

—O sea que en una década un juez federal puede pasarse 2 años enteros fuera de la Argentina, aún estando en funciones.

—Algún día alguien va a ordenar un peritaje contable serio y se verá que acá no hay nada extraño. Yo también viajo mucho y a veces por pocos días. Pongamos una junta de contadores a hacer un estudio. Eso es algo que no se ha hecho aún. Pero lo estamos realizando privadamente y lo vamos a aportar.

"En un tribunal normal, esto se gana por afano", opina el abogado.

“El juicio más difícil de mi carrera”

Tras media hora de intercambios, Mariano Cúneo Libarona admite que cuando entra en la arena de los litigios locales hay factores extra que pueden influir en el proceso, aunque insistirá una y otra vez en la inocencia de Bento.

“A este caso te lo defiendo y te lo gano ante un tribunal normal. Sin embargo es el juicio más difícil que yo he tenido en la vida, porque tengo un fiscal, un juez y una cámara en contra”, define. Por momentos, su postura exhala un inequívoco porteñismo, tanto en las formas como en el contenido.

"Estas trampas jamás se harían en Comodoro Py"

—¿Cree que los Tribunales Federales de Mendoza son peores que los de Comodoro Py?

—Mucho peores. Los de Comororo Py tienen mala prensa porque tocan cuestiones políticas sensibles, pero ahí hay jueces buenísimos. Si yo te pongo en un concurso anónimo a los jueces de uno y otro fuero, no los podés comparar. Estas trampas de no mostrarte el expediente que te mencioné al principio, en Comodoro Py jamás se harían. Si estuviéramos en pie de igualdad, esto lo gano por choreo. Pero a mí ni me dejaron ver el expediente. Me enteré de cosas por los medios, y eso no es jurídico.

—Hablando de los medios y de enterarse...¿Por qué Bento recurrió tan rápidamente a sus contactos políticos y judiciales apenas supo que existía una investigación sobre coimas?

—Por ahora no tengo idea. No sé si eso sucedió. Solamente he escuchado algunas versiones.

  • La entrevista completa a Mariano Cúneo Libarona será publicada en varias partes durante los próximos días.
  • Imágenes: Alfredo Ponce. Contenido para redes: Delfina Suárez.
  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?