Por qué Netflix, Spotify y los servicios turísticos virtuales pueden ser más caros y qué harán los gobernadores

Por qué Netflix, Spotify y los servicios turísticos virtuales pueden ser más caros y qué harán los gobernadores

El Pacto Fiscal propone que todas las provincias cobren Ingresos Brutos a los servicios virtuales. Además, se crean otros impuestos y sube el tope de algunas actividades. En Mendoza aseguran que no tocarán las alícuotas. El elemento que tiene Alberto Fernández para presionar.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

El Gobierno nacional le propuso a las provincias un nuevo "pacto fiscal" en el que, entre otras cosas, abre la puerta para subir algunos impuestos, para gravar y evitar exenciones a servicios digitales (como Netflix) y hasta crea nuevos impuestos. Es una propuesta, pero con algunos elementos coercitivos que complica la decisión de los gobernadores que se oponen. El mismo pacto les habilita, entre otras cosas, el refinanciamiento del pago de deudas que los distritos tienen con la Nación.

Al mismo tiempo, como ocurre con otros pactos, se prohíbe que haya demandas contra el Estado, cuestión que, de firmarse, iría contra la idea de Rodolfo Suarez de enjuiciar a Alberto Fernández por el reparto discrecional de fondos. 

La propuesta no cayó bien en Casa de Gobierno de Mendoza y, de hecho, va en contra de lo firmado en 2017 y la idea de bajar algunos tributos. Pero no hubo aún comunicación oficial y decisión sobre si lo firmarán o no. Horacio Rodríguez Larreta ya se manifestó en contra. Algo similar ocurrió en 2020, cuando todos los gobernadores, incluido Rodolfo Suarez, adhirieron a la propuesta de la Nación para suspender el consenso de 2017, menos el Jefe de Gobierno porteño. Igual, en Mendoza ya adelantaron que firmen o no, no cambiarán las alícuotas. "Estamos por debajo de los topes propuestos y así se va a a mantener", explicaron desde Casa de Gobierno a MDZ

El pacto propuesto por Alberto Fernández hace oficial la imposición de Ingresos Brutos en todas las actividades comerciales y de servicios que se presten de manera virtual. Solo alcanza conque el cliente esté en Argentina para cobrarle el tributo. "Se considerará como gravada la comercialización de bienes o servicios a través de medios o tecnología que permitan la realización de las transacciones en forma remota, cuando el domicilio del adquirente se ubique en territorio provincial o de la CABA", dice el proyecto. 

En ese concepto entra todo: desde Netflix y Spotify, hasta Trivago y Booking, por nombrar algunos. "Igualmente se gravará el comercio electrónico de servicios digitales prestados por sujetos radicados, residentes o constituidos en el exterior a consumidores o empresas domiciliados, radicados o constituidos en jurisdicción provincial y la CABA incluyéndose el servicio de suscripción online para acceso a entretenimiento (música, videos, transmisiones audiovisuales en general, juegos, etc.) y la intermediación en la prestación de servicios de toda índole a través de plataformas digitales (hoteleros, turísticos, financieros, etc.), y las actividades de juego que se desarrollen y/o exploten a  través de cualquier medio, plataforma o aplicación tecnológica y/o dispositivo y/o plataforma digital y/o móvil o similares", se detalla. 

De manera directa o indirecta todas las actividades están gravadas. El Gobierno busca explicitarlo y el Pacto Fiscal nuevo va a generar diferencias de tarifas según la residencia del cliente, pues Ingresos Brutos es provincial y queda a discreción de los gobernadores cuánto cobrarles. 

Qué puede pasar

El nuevo acuerdo habilitaría subir algunas alícuotas, pues se ponen techos que están por arriba de los que se cobra. En otros casos Mendoza, por ejemplo, cobra más impuesto del sugerido. Es lo que pasa con el Impuesto Automotor, donde se propone como mínimo un 2% del valor del bien y en la provincia ya se cobra el 3%. 

El cambio más fuerte es la sugerencia para cobrar un impuesto a las herencias. Esa idea no necesitaría un pacto, pero se entiende como un hecho político que la Nación lo impulse y logre el aval de los gobernadores. Se cobraría un impuesto nuevo a cualquier traspaso de bienes que no sea oneroso. "El mismo alcanzará el enriquecimiento que se obtenga en virtud de toda transmisión a título gratuito, incluyendo: Las herencias; Los legados; Las donaciones; Los anticipos de herencia; Cualquier otra transmisión que implique un enriquecimiento patrimonial a título gratuito", expresa el Gobierno nacional

Para Suarez y el resto de los gobernadores hay condicionantes a su voluntad de adherir o no. Uno de ellos es el endeudamiento que tiene la Provincia con la Nación y que se puede refinanciar, en parte, con el acuerdo.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?