Las condiciones de Cristina Fernández de Kirchner para aceptar la PASO presidencial en el 2023

Las condiciones de Cristina Fernández de Kirchner para aceptar la PASO presidencial en el 2023

Cristina Fernández de Kirchner sabe que no puede seguir usando “el dedo” para imponer la próxima candidatura presidencial. La realización de una PASO puede garantizar la unidad y postergar las tensiones. La condición es que todas las listas la lleven como candidata a senadora por Buenos Aires.

Beto Valdez

Beto Valdez

El nuevo escenario que dejó las elecciones del domingo evidencia más que nunca que el kirchnerismo ha quedado reducido a los distritos del Gran Buenos Aires y en el resto del país tienen más peso político los gobernadores del PJ. Cristina Fernández de Kirchner ha comprendido que la única forma de volver a ser competitivos en el 2023 es alentar una PASO presidencial con “todos los que se quieran anotar”. La única condición que va a poner es ir como candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires de todos los candidatos que se presenten a competir en la primaria.

La mala performance electoral del Frente de Todos la obliga a dejar de lado el “uso del dedo” para instalar el postulante a la sucesión de Alberto Fernández. “Después de lo que paso el domingo ya no hay margen para imposiciones caprichosas de ella, la única que le queda para mantener la unidad es abrir el juego y que el ganador de la PASO sea el candidato presidencial”, dicen allegados a un gobernador con ansias de competir dentro de dos años.

Jorge Capitanich. 

También en el oficialismo aprendieron la lección de este año. “Cuando Facundo Manes anunció que iba a competir contra Diego Santilli, nos cansamos de decirle a Alberto Fernández que nosotros también teníamos que llevar varias listas para competir en la PASO generando más atractivo”, dice un intendente del GBA. Se llegó a hablar de hacerlo jugar a Sergio Berni y a Ricardo Alfonsín con una lista radical K contra la boleta de Victoria Tolosa Paz

Este gesto de habilitar primarias presidenciales con tanta anticipación es una forma de contener a todo el peronismo en medio de la tensión interna que se desencadenó después de las PASO. Ya hay varios anotados. La mayoría gobernadores. Juan Manzur, el sanjuanino Sergio Uñac, el chaqueño Jorge Capitanich y obviamente el voluntarioso Sergio Massa.

Seguramente los intendentes bonaerenses tendrán su propio incentivo y varios de ellos podrán competir en una primaria por la Gobernación. Martín Insaurralde aparece a la cabeza de los aspirantes luego de su tarea en la jefatura de Gabinete para remontar votos en el GBA.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?