Encuentro clave para definir cómo será en Mendoza la vuelta al colegio

Encuentro clave para definir cómo será en Mendoza la vuelta al colegio

Vendrá a la provincia el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, para discutir con la DGE la presencialidad escolar y las obras que necesitan los establecimientos mendocinos. La visita se producirá en un momento de tensión por el conflicto salarial con los docentes.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, vendrá la semana que viene a discutir con las autoridades locales cómo será en Mendoza el inicio de clases, que está apuntado a la presencialidad de docentes y alumnos

El funcionario nacional llegará a la provincia el miércoles 20, acompañado por el jefe de Gabinete de Educación, Matías Novoa Haidar; y la subsecretaria de Gestión Educativa y Calidad, Verónica Piovani. Mendoza será una escala más de una gira por el interior en la que Trotta está buscando afinar el operativo de inicio de clases, previsto para el 1 de marzo en Mendoza.

En la Dirección General de Escuelas lo esperan para discutir sobre los protocolos que se deberán aplicar en la apertura de los colegios. También hablan de la modalidad "mixta": no volverán todos los chicos a la vez y habrá que combinar clases presenciales y virtuales. 

El funcionario nacional no ha retrocedido en cuanto a la idea de que las escuelas abran este año, a pesar de que la pandemia sigue. Aunque el criterio será respetar la decisión que cada provincia tome, de acuerdo con su situación epidemiológica.

Incluso el inicio de clases no estaría supeditado a la campaña de vacunación, que por ahora sólo tiene en agenda al personal de la salud y que definitivamente no alcanzará a maestras ni profesores antes del comienzo de las clases. 

Es probable que la agenda de Trotta se incluya la discusión de obras para las escuelas mendocinas, las cuales en su gran mayoría estuvieron cerradas durante 2020. "La Nación siempre tiene líneas de financiamiento", sugieren desde la DGE, que trabaja en algún tipo de anuncio en este sentido.

También es muy posible que Trotta comparta algún encuentro con referentes del PJ, aunque en la DGE aseguran que la agenda la está armando con el Gobierno.

Pero más allá de la pandemia, en Mendoza hay un problema doméstico que nubla el comienzo de las clases. El Gobierno provincial analiza salidas al conflicto por la mejora salarial para los docentes. Este tema indirectamente afecta el inicio de las actividades escolares, ya que el sindicato ha advertido que lo frenará si no hay acuerdo.

La negociación está en manos del ministro de Gobierno, Víctor Ibañez, no del titular de la DGE, José Thomas. Y la traba es muy importante por ahora.

El SUTE rechazó la oferta salarial del Poder Ejecutivo y está muy cerca de perder uno de sus componentes: un adicional de 54.000 pesos que la gran mayoría de los empleados estatales cobrará en cuotas a partir de febrero.

La advertencia oficial es que Suarez firmará a fin de mes el decreto por el cual los docentes sólo accederán al 20 por ciento de incremento en tramos, que impactará en los sueldos de los trabajadores docentes recién a partir de marzo.

Los dirigentes del sindicato docente que han tenido que tomar las riendas por la suspensión de Sebastián Henriquez están en guerra con otro sindicato, ATE, que empuja para aceptar la oferta salarial del Gobierno. Pero a pesar de este panorama, algunos funcionarios no pierden la esperanza de lograr un acuerdo: "Es la mejor oferta para celadores y docentes del primer tramo, son los que más aumento tienen", señalan en el Ejecutivo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?