El departamento mendocino sin coronavirus vuelve a pedir un retroceso

El departamento mendocino sin coronavirus vuelve a pedir un retroceso

En las estadísticas figura que San Rafael tuvo hace tiempo algunos casos, pero la realidad indica que eran personas que se enfermaron en otro lado. Félix aprovecha el "registro cero" para insistir en que Suarez debe dar marcha atrás urgente.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

La estadística oficial dice que San Rafael no tiene casos de coronavirus hace unos 70 días. Pero el intendente Emir Félix mejora más el registro: "Nunca hemos tenido un caso positivo detectado en una clínica del departamento", afirma.

Lo que pasa es que hace tiempo hubo cuatro personas con domicilio en el departamento del sur que se contagiaron. Pero no estaban allí cuando eso sucedió. La foja, en consecuencia, sigue intacta.

Félix sigue teniendo los números en cero y contrasta con Rodolfo Suarez, quien en cambio galopa un presunto "pico" de la pandemia, con decenas de enfermos nuevos cada día.

El intendente sanrafaelino insiste en que el gobernador debería dar marcha atrás en la cuarentena ahora para evitar males mayores.

Advierte que, de no cambiar la estrategia, en algunas semanas el crecimiento de la pandemia podría volverse incontrolable para el sistema sanitario provincial, por la forma en que han explotado los casos en julio.

La fórmula de Félix para no tener casos de coronavirus en el tercer departamento más poblado de la provincia fue crear un microclima aislado del Gran Mendoza. "Acá tengo todo abierto y funcionando", afirma.

Pero Félix apretó en otra parte: redujo al 10 o 15 por ciento la circulación de personas desde y hacia el área metropolitana.

Ayer se hicieron cerca de 30 hisopados en San Rafael y hubo un poco de suspenso. Al final, todos dieron negativo. Cada día, dice el jefe comunal, se repite la tensión, con una cifra similar de testeos.

Félix querría que la clausura departamental fuera más estricta todavía y se queja de que todavía haya trabajadores eximidos que logran circular por San Rafael. Ha pedido además, sin éxito, al Ministerio de Seguridad que los policías locales no salgan del territorio departamental a cumplir funciones en Gran Mendoza, por miedo a que vuelvan infectados.

Ya se ha gastado, al menos, 10 millones de pesos en subsidios para contener la crisis del sector turístico departamental. Todos sea por estirar la racha sanitaria.

No obstante, mira con temor las estadísticas provinciales. El panorama general le preocupa y cree que el virus "va a entrar en cuestión de horas" al departamento que por ahora mantiene custodiado.

El pedido de endurecimiento de la cuarentena que le sigue haciendo a Suarez no es, entonces, solamente una diferenciación política: también lo hace en defensa propia.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?