Máxima tensión en la Nación, Suarez hace cola y la "lista de los sueños"

Máxima tensión en la Nación, Suarez hace cola y la "lista de los sueños"

El Gobierno nacional enfrenta su momento más difícil: esperan una masiva manifestación para mañana. Suarez sueña con la lista ideal, pero tiene un problema. Crece el mal humor por la política para enfrentar la pandemia.

MDZ Política

MDZ Política

Máxima tensión

El lunes 12 de octubre no será un día más para el Gobierno. En Casa Rosada siguen con preocupación las "arengas" en redes, medios y el "boca a boca" para convocar a la marcha "de la diversidad" en todo el país. Será una nueva jornada de protesta. Aunque hay consignas diversas y en algunos casos hasta contradictorias, será una manifestación en contra del Gobierno. Hay quienes piensan que las restricciones anunciadas el viernes tienen que ver con la idea de "asustar" y amenguar la posibilidad de que haya protestas en la calle.

En el Ejecutivo lo desmienten, pero siguen de cerca lo que pasa. Alberto no está acostumbrado a poner el cuerpo ante esos hechos. La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sí y su recomendación es contraatacar con medidas más drásticas, como lo hizo durante su gestión. El problema es que internamente hay diferencias de criterio: los albertistas piden retomar una agenda más cercana a las demandas. Los cristinistas buscan "ir por todo" en cuanto a lo institucional se refiere y no bajar la guardia respecto a la reforma judicial, la presión sobre los ministros más permeables y el ninguneo a la oposición. Las diferencias más drásticas se notan en la política económica y la renegociación con el Fondo Monetario será clave para evaluar la independencia de Alberto respecto a Cristina. Una señal dio el Presidente con lo hecho sobre Venezuela. 

Compañero tuitero

La pandemia afecta todo y en el oficialismo nacional están en una disyuntiva. Necesitan respaldo como nunca, pero no pueden convocar a una manifestación de apoyo en la calle porque iría en contra de lo que pregonan: que la gente no se reúna. Justo se viene el 17 de octubre, el día "en que están prohibidas las traiciones". Por eso el Frente de Todos busca "copar las redes" para celebrar y tratar de marcar la agenda virtual con apoyo al presidente Alberto Fernández. 

 

Suarez, el colero


El gobernador Rodolfo Suárez cumple las rutinas. Las sanitarias, con distanciamiento social, y las familiares. Por eso cada fin de semana, como un ritual, camina hasta la carnicería "del barrio" en Chacras de Coria para comprar el asadito del finde. Gracias al barbijo pocos se dan cuenta quién es en la cola para ingresar al local. Él lo agradece. Una mujer entrometida y soberbia llega e intenta colarse.  El gobernador observa la imprudencia desde su anonimato temporal.  Por un ratito prefiere ser invisible. No actúa y solo mira, a pesar de que tendrá que esperar un poco más para comprar los insumos para la comida familiar.  

 

¿Qué pasará con el Presupuesto?

El jueves próximo comienza la ronda de ministros en la Cámara de Diputados. Irán de a uno a defender el Presupuesto 2021, que Rodolfo Suarez envió a la Casa de las Leyes el 30 de setiembre. Pero con eso no alcanza. La habitual "pachorra" gubernamental hace que no se sepa, todavía, cómo será la negociación con el justicialismo para que habilite el endeudamiento y el roll over. Es vital que, a la par de las reuniones de comisiones, radicales y peronistas establezcan negociaciones de cúpula. Las miradas, de propios y extraños, siguen puestas en el proceder del ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez, aunque no hay certezas de que vaya a ponerse a cargo de la negociación de la pauta de gastos. "No hay quien haga el trabajo político en el Gobierno", insisten algunos protagonistas. Todavía no hay señales de que Suarez vaya a responder a este mensaje.
A fines del año pasado, un elemento jugaba fuerte en la negociación presupuestaria: la designación de Daniel Rafecas como procurador de la Nación. El peronismo necesitaba más votos de los que tiene en el Senado Nacional para confirmarlo en el cargo y, por eso, desde la Casa Rosada sugirieron a Rodolfo Suarez que un apoyo radical a Rafecas podía ayudarlo en Mendoza con la pauta de gastos. El arreglo no fue aceptado y, en 2020, "no hay ningún Rafecas" que pueda complicar el tratamiento del presupuesto. Es lo que dicen los más optimistas del radicalismo.

Qué traba la libertad de los inmunizados

Hasta el anuncio de Alberto Fernández del último viernes, todos los anuncios apuntaban nuevas habilitaciones. Incluso el gobernador Rodolfo Suarez dio a entender que estaban estudiando la posibilidad de permitir el ingreso de turistas de otras provincias y nacionalidades con una especie de "seguro covid" para aquellas personas que ya tuvieron la enfermedad y generaron anticuerpos. La iniciativa no es nueva y existen varios proyectos en la Legislatura que piden una especie de "libre circulación" para quienes ya pasaron la enfermedad. Sin embargo hay un dato que complica su implementación. Es que las personas contagiadas son muchas más que las que indican los registros oficiales. Eso genera una enorme dificultad a la hora de poder entregar ese tipo de certificados. Si ya son muchas las personas que acuden a laboratorios a hisoparse o hacerse anticuerpos, hay temor a un posible colapso si miles de ciudadanos que atravesaron el covid sin diagnóstico y otros que creen haberlo tenido se volcaran al sistema a gestionar su "pase libre".

Nadie se quiere encerrar

La tensión entre el Gobierno provincial y la Nación va en aumento por las diferencias de criterio en el manejo de la pandemia. Suarez quiere abrir, Alberto Fernández busca "cerrar todo" y tener el control. Pero el Gobernador especula con otra variable: el humor social. Cree que es imposible volver atrás y que la gente se encierre. Además analiza el impacto político: el costo por retroceder sería del Presidente y no de él. Hay datos que abonan esa teoría. Las encuestas realizadas a nivel nacional indican que las principales preocupaciones de la población pasan por la economía y ya no por lo sanitario. En Mendoza pasa algo similar. Un sondeo realizado por la consultora Reale Dalla Torre, que aún está en proceso, indica una tendencia contundente: el 80% de la población está de acuerdo con mantener todas las actividades económicas habilitadas. Solo el 19% cree que hay que cerrar. 

El "equipo de los sueños" de Cambia Mendoza, pero algo machirulo

La agenda política tiene un horizonte claro: las elecciones del 2021. Por eso ya hay especulaciones de todo tipo. El gobernador Rodolfo Suarez hizo oficial un deseo propio y de varios oficialistas: que la lista sea encabezada por dos de los dirigentes de mayor peso electoral en la provincia. Se trata de los ex gobernadores Alfredo Cornejo, que podría ser candidato a senador nacional, y Julio Cobos, a quien se le vence el mandato y podría ir por la Cámara de Diputados. Suarez incluyó a un tercer precandidato: Ernesto Sanz. El sanrrafaelino está de vuelta y con una agenda agitada, que incluye su reaparición en la política mediática nacional. La "triada" de dirigentes tiene peso propio. Pero hay un problema que reproduce una carencia estructural: la lista ideal que armó Suarez es "machirula". Todos hombres; ninguna mujer que hayan destacado para encabezar las listas. Más allá de los deseos, debe haber equidad de género. Por eso  la rosca incluye también la búsqueda de dirigentes mujeres para ponderar. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?