Buenos Aires

A 15 años del crimen perfecto: hoy prescribe el caso sin culpables

Solange fue encontrada asesinada en 2007, en el PH de la localidad de Florida que compartía con su amiga, Lucila Frend. La chica tenía que levantarse a las 10.30 para ir a trabajar, pero nunca apareció. La única sospechosa quedó absuelta en 2011.

MDZ Policiales
MDZ Policiales lunes, 10 de enero de 2022 · 12:00 hs
A 15 años del crimen perfecto: hoy prescribe el caso sin culpables
La joven de 21 años fue asesinada a puñaladas en un PH de la localidad bonaerense de Florida

A 15 años del crimen de su amiga Solange Grabenheimer, por el que ella fue imputada, juzgada y absuelta, Lucila Frend aseguró sentirse frustrada, triste e impotente por la inminente prescripción de la causa y por el hecho de que la Justicia nunca continuó la investigación para hallar al asesino. "El esclarecimiento del caso era algo que merecían 'todos'". Sin embargo, el crimen quedó sin sospechosos porque la familia de la víctima no quiso avanzar en ninguna otra hipótesis. Para ellos fue Lucila quien la mató aquel 10 de enero de 2007 en el PH de Florida que compartían.

"Hoy es un día muy triste y amargo para mí y para todas las personas que queríamos a Sol y que hace 15 años esperamos justicia. Más frustrante aún es saber que pese a todos los esfuerzos míos personales y de mi familia y nuestro abogado y amigo, el Dr. Francisco García Santillán, por impulsar una nueva investigación, un nuevo fiscal, nada de eso se logró. Sentimientos de tristeza y de impotencia de saber que con la corrupción, a veces no se puede", dijo Lucila Frend (36).

Solange fue encontrada asesinada el 10 de enero de 2007 en el PH de la localidad de Florida que compartía con su amiga, Lucila Frend, que según declaró, se fue 7.30 horas de la casa. Sol tenía que levantarse a las 10.30 para ir a trabajar, pero nunca apareció en la casa de polarizados donde trabajaba, ni tampoco llegó esa noche al cumpleaños de su prima donde iba a verse con amigos.

Como Sol no llegaba, Lucila le pidió al novio de ella, Santiago, y a la prima, Michelle, que la acompañaran a buscarla al PH. Pero, cuando llegaron, ella no se animó a entrar: los otros dos encontraron a Solange muerta, en musculosa y bombacha, junto a su cama.

La autopsia reveló que Solange había recibido cuatro puñaladas en distintas partes del cuerpo. De acuerdo a las pericias, la sorprendieron dormida y la asesinaron. 

En este contexto, Lucila fue la única acusada. Antes, habían investigado al novio de la víctima, a los albañiles que se encontraban en una obra colindante, a un compañero de teatro y a una mucama que trabajaba en la casa de los padres de su novio, con quien había discutido. 

Lucila Frend fue la única sospechosa del asesinato de Solange.

Las claves de la absolución

El Tribunal Oral en lo Criminal 2 de San Isidro absolvió a Lucila Frend por el crimen de su amiga Solange Grabenheimer, según el fallo dictado en 2011, por 10 cuestiones: la data de la muerte no pudo ser establecida; no tomaron la temperatura del cadáver porque "se olvidaron el termómetro"; Lucila llegó al trabajo a las 8.35 (y este dato se condice con su horario de salida del PH); el crimen pudo ser cometido por un asesino zurdo o diestro (Lucila era zurda).

Por otro lado, la puerta del balcón no cerraba y permitía el acceso desde el exterior. Finalmente, otra de las claves se relacionó a la mala inspección del lugar del hecho realizada por la Policía Científica. "La inspección del lugar del hecho no fue lo exhaustiva que debió". No se inspeccionaron los lavabos en busca de manchas hemáticas y tampoco las huellas encontradas en el techo que conecta el balcón de la habitación".

A 15 años, la causa prescribe

Según un documento, fue la madre de "Luli", Marina Harvey, la que el 1° de noviembre de ese año se reunió en la ciudad de La Plata con el procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, para solicitarle apartar al fiscal que llevó a juicio a su hija como acusada del crimen, Alejandro Guevara, y que se sigan "las otras líneas de investigación", en referencia a un albañil, una mucama y otros posibles sospechosos que la defensa de su hija planteo en la causa.

Tras esa reunión con el procurador, Harvey fue recibida por Beatriz Molinelli, la por entonces fiscal general de San Isidro, quien en un dictamen rechazó la posibilidad de reabrir la causa porque a su criterio el Ministerio Público llevó a juicio con fundamento a su hija, porque quien lo pedía no era la familia de la víctima y porque por la falta de certeza en las pruebas de este expediente, cualquier otra hipótesis también terminaría en un fracaso.

En junio de 2021, la madre de Lucila Frend y su abogado Francisco García Santillán, volvieron a reunirse con el actual fiscal general de San Isidro, John Broyad, quien les reiteró que el caso no podía reabrirse porque su planteo ya había sido resuelto por su antecesora, la exfiscal Molinelli, y además porque no lo pedían los padres de la víctima, quien siempre apoyaron a Guevara con su hipótesis de Lucila como presunta asesina.

"¿Era esta fiscalía un ejemplo de trabajo profesional y transparente? Infelizmente, más bien lo contrario. Y no lo digo yo, lo dijeron 6 jueces. Me sigo preguntando por qué tuvo que pasar esta pesadilla… Sol era mi gran amiga, la quería muchísimo y le sigo pidiendo que me dé fuerzas en los momentos más difíciles, como hoy", afirmó Lucila Frend, a 15 años del crimen de Solange.

Archivado en