Detenidos por el secuestro de Aliaga piden declarar una vez más

Detenidos por el secuestro de Aliaga piden declarar una vez más

Cuatro de los imputados por el secuestro y la muerte del excorredor de aduana Diego Aliaga reclamaron esta semana que se les dé la posibilidad de volver a declarar. La causa es importante porque tiene vasos comunicantes con el escándalo de las coimas en la Justicia Federal de Mendoza.

Facundo García

Facundo García

"Tenemos derecho a declarar una vez más. Lo que pasa es que no quieren que hablemos porque les conviene el silencio", exclama desde la cárcel Gastón Curi, uno de los acusados por el secuestro y homicidio del ex corredor de aduana Diego Aliaga. Se refiere a un pedido que tanto él como su hermano Lucas, su madre Bibiana Sacolle y su padrastro Diego Barrera -todos detenidos- vienen realizando desde hace días ¿El objetivo? Según anticipan, resta revelar detalles para que se sepa qué ocurrió en uno de los casos más resonantes de la provincia.

Aliaga desapareció en julio de 2020. La Policía lo encontró el 10 de septiembre de ese año, muerto y enterrado en un campo de Costa de Araujo (Lavalle). A partir de ese momento el expediente acumuló cientos y cientos de páginas de una investigación a cargo del fiscal Fernando Alcaraz. Para él, la instrucción del caso ya está completa y debería seguir la elevación a juicio. Para los imputados, en cambio, aún hay cosas que decir.  

Gastón Curi es piloto de aviones y dice que "le arruinaron la vida".

Debate caliente

Fuentes con llegada a la fiscalía se quejan de que la defensa intenta plantear incidentes para obstaculizar el avance de la causa. Pero Gastón Curi niega esa versión y reclama: "un imputado tiene derecho a declarar en cualquier estado del proceso. Acá nos deniegan cada una de las pruebas, no nos dejan contar nada. No quieren que se sepa la verdad", cuenta, con su hermano menor, Lucas, al lado.

Gastón añade: "lo único que queremos es decir las verdades que no hemos podido contar, sobre todo Diego, que quiere dar más información. Estamos abiertos absolutamente a todas las preguntas que nos quieran hacer. Porque como dice la Biblia, la verdad es la libertad".

Lucas Curi está detenido junto a su hermano.

Antes de cortar la llamada, el mayor de los Curi insiste en su inocencia y deja traslucir cierta preocupación. Esta tarde lo llevaron al sector de odontología del penal. "Ahí hay una pared en la que sigue habiendo un mensaje que nos amenaza. Dice 'te cabe a vos y a tu familia, adentro y afuera'", recuerda. 

Un cadáver y varios presos

La muerte de Aliaga se convirtió en una de las piedras basales de la causa de las coimas en la Justicia Federal mendocina, ya que el difunto está señalado como la "mano derecha" del juez Walter Bento en la presunta asociación ilícita que operaba en Tribunales.

Cada vez que Diego Barrera -el preso que dice haber asesinado a Aliaga durante una pelea- describe cómo era la vida del hombre que falleció, se refiere al mecanismo que habría tenido la banda que, según él, recibía dólares a cambio de otorgar beneficios para los detenidos. 

En ese escenario, tanto los hermanos Curi como su madre Bibiana Sacolle quedaron implicados como partícipes del secuestro seguido de muerte de Aliaga. Según el fiscal Alcaraz, hay suficientes pruebas para que permanezcan tras las rejas. Para ellos, se trata de una detención arbitraria porque insisten en que Barrera cometió el crimen sin que ellos cumplieran ningún rol.

Qué dicen sus abogados

Desde lo técnico, lo que han presentado los abogados Gabriel Carrizo Ingrassia y Antonio Carrizo al juez federal Marcelo Garnica es un recurso de reposición contra una resolución que se notificó el 21 de septiembre y en la que se rechazan los pedidos de declarar que están haciendo los detenidos.

"Este efímero y falaz decreto es a todas luces inconstitucional -afirman los defensores- (...). Se pulverizó el derecho de todo imputado a ser oído (ya que) en un estado de derecho constitucional, liberal, social y democrático no se puede hacer valer normativas procesales por encima del más preciado derecho de todo imputado a declarar", escribieron.

En cuanto al fin de la etapa de instrucción, los Carrizo señalan que "no se ha notificado ningún acto procesal a esta defensa como para tener por concluida la investigación preparatoria". Y además, argumentan que durante algunas de las citaciones a declarar previas los imputados se hallaban en desventaja, ya que en las dos primeras convocatorias había secreto de sumario; a lo que se suman otras circunstancias que habrían dificultado las declaraciones.

Diego Barrera y Bibiana Sacolle también están detenidos.

En una de sus intervenciones, el propio Barrera recalcó que se reservaba más información pero que la brindaría frente a "un juez competente"; cuestionando, quizá, la gravitación de la Justicia Federal en lo que para los acusados debería ser tratado como un homicidio en el marco de los tribunales provinciales.

Por todo lo anterior, la defensa le requirió al juez Garnica que haga lugar al recurso de reposición y admita la ampliación de indagatoria. El quinto acusado que tiene el expediente es el chofer Yamil Rosales, que contrató a su propia abogada y da la impresión de estar en otra sintonía.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?