Expectativa en el caso Aliaga: declarará el chofer y esto es lo que dirá

Expectativa en el caso Aliaga: declarará el chofer y esto es lo que dirá

Yamil Rosales fue el último de los cinco detenidos en caer. Todos están acusados por secuestro extorsivo seguido de muerte, pero hay ansiedad por lo que él pueda decir. Aquí, su explicación de por qué sabía dónde estaba el cadáver del empresario, cuál era su relación con Barrera y más.

Facundo García

Facundo García

En breve, el caso mendocino más resonante del año podría transitar otro de sus momentos álgidos. Está a punto de declarar Yamil Rosales, un chofer de la empresa Solcito que fue el último de los sospechosos en ser detenido y que buscará deslindarse del secuestro y homicidio de Diego Aliaga (51). La incógnita es si el juez Marcelo Garnica -quien esta semana firmó el procesamiento de los cinco imputados- atenderá esas explicaciones o las considerará solo una estrategia disuasiva.

La hipótesis de la fiscalía es que todos los detenidos participaron del cautiverio y muerte del ex corredor de aduana, y que cada uno cumplió una función, por lo que habrían sido co-autores del crimen. Sin embargo, Rosales repite que su rol fue completamente periférico

Meses atrás, el chofer firmó un acuerdo de colaboración con la Justicia. Y reveló la zona en la que estaba el cadáver de Aliaga. "Pero él tiró ese dato aproximado; el punto en el que encuentran el cuerpo de la víctima no era exactamente donde él dijo. Básicamente, porque él no participó en la logística ni el entierro", contó en diálogo con MDZ la doctora Gabriela Massad, que está a cargo de la defensa de Rosales.

"No tenía ningún vínculo con Aliaga" (Massad, abogada defensora)

Según Massad, no existe carga probatoria contra su defendido. "Para involucrarlo se están basando en una escucha en la que Gastón Curi y Yamil Rosales conversan sobre unos campos en Costa de Araujo. Nada más", sostiene.

Se refiere a una conversación telefónica entre ambos en la que Gastón -hijastro de Barrera- le pregunta a Yamil 'qué hacer con el ñato', es decir, dónde podían dejar los restos de Aliaga. "Yamil le comentó sobre una zona en la que él solía ir a cazar. Pero nada más. Él no participó del homicidio, del entierro ni de nada parecido. Rosales no tenía ningún vínculo con Aliaga", insiste Massad.

Habrá que ver si esa es la perspectiva que prima.

Lavalle: la zona aproximada en la que se halló el cadáver. 

¿Es Barrera el fin de la trama?

Lo que diga Rosales no caerá en fojas vacías. Semanas atrás su ex patrón, Diego Barrera, confesó haber matado él a Aliaga, en lo que más de uno consideró un intento de desvincular del crimen a su pareja Bibiana Sacolle y a los hijos de esta, Gastón y Lucas Curi.

Vale decir: la de Barrera no es una versión que convenza a todos. En parte, porque hay voces que insisten, por lo bajo, en que el móvil del asesinato todavía no se ha pronunciado.

La combi de la empresa Solcito. 

Se conjetura que a Aliaga lo obligaron a firmar documentos bajo presión. Propiedades, cesiones. Barrera podría ampliar su declaración, ya que la última vez fue extremadamente escueto. Se desconoce si ratificará o no la versión del móvil económico. Otra opción es que vuelva a mencionar los negociados a los que se refirió en primera instancia, cuando -tal vez para "empiojar" la pesquisa- habló de Aliaga como el eslabón de una trama que lo excede y que le había granjeado fuertes enemigos.

La combi anaranjada: una de las claves

¿Y qué tiene que ver en todo esto Yamil Rosales? La respuesta depende de quién hable. Para la defensora Massad, el hombre solo trabajaba para la empresa de transporte de Barrera y los suyos. "Es cierto, hay testigos que resaltan que Rosales siempre manejaba la combi anaranjada (ver más adelante), pero no hay pruebas de que haya sido él quien trasladó a la víctima. Insisto: él no tenía ninguna relación con Aliaga", recalca la letrada.

Para fuentes cercanas a la fiscalía, las menciones a una trama que va más allá del secuestro de Aliaga pueden ser un artilugio de las defensas para "embarrar la cancha". Para las defensas, en cambio, parece haber allí elementos importantes para comprender qué fue lo que realmente pasó. Entre una y otra perspectiva se centra la disputa.

Diego Barrera confesó haber matado a Aliaga ¿Es toda la verdad?

El caso

El 28 de julio, Diego Aliaga (51) y su "socio" Diego Barrera (50) quedaron en encontrarse en Bandera de Los Andes 9846 (Rodeo de la Cruz, Guaymallén), donde habían planeado montar una clínica para personas discapacitadas.

Desde temprano pasaban cosas en ese enorme predio. A las 7 llegó Barrera. A las 8.22, las cámaras tomaron a dos sujetos que se arrimaron a la vereda, revisaron los alrededores y regresaron adentro, como controlando el entorno. Llegaron más vehículos. Y entre las 8.36 y las 8.42, ingresó una combi Mercedes Benz Sprinter de color anaranjado que será una clave.

Aliaga arribó a la cita a eso de las 9.50. Entró, pero nunca se lo vio salir. Lo que sí salió es la combi anaranjada donde -según la hipótesis de la fiscalía- puede haber estado Aliaga, ya reducido por sus captores.

Ese vehículo atravesó Guaymallén y se metió en la Cuarta por la Rotonda del Avión, ocultándose en un garaje ubicado sobre calle Jujuy al 840 (Cuarta Sección, Ciudad). Es el espacio donde se guardaban los rodados de la empresa Solcito, que es administrada por Barrera y su familia.

La combi captada por las cámaras de la Rotonda del Avión, el día en que desapareció Aliaga.

Es probable que Aliaga haya permanecido encerrado allí. Sea como fuere, el 30 de julio a las 12.56, mientras Gonzalo -el hermano de la víctima- estaba haciendo la denuncia por la desaparición, alguien se comunicó con él por teléfono y con "una voz que parecía fingida" le exigió "un palo verde" a cambio de la liberación del empresario.

Por alguna razón no volvieron a llamarlo. Aliaga fue asesinado y trasladado al campo lavallino, hasta donde llegaron luego los efectivos policiales y representantes de la Justicia Federal.

En la causa hay imputados que permanecen detenidos. A Barrera, Sacolle y los muchachos Curi se suma Rosales, que dirá lo suyo la semana que viene.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?