Preocupación por "empresa" que ofrece ganancias milagrosas... y vacas

Preocupación por "empresa" que ofrece ganancias milagrosas... y vacas

Una iniciativa invita a "invertir en vacas" que viven en Australia para "deshacerse de la vida bajo el control de los capitalistas" (sic). Cuando un usuario invita a otro recibe comisiones, en un sistema que recuerda a Ganancias Deportivas. Algunos detalles a tener en cuenta.

Facundo García

Facundo García

Mientras sigue la polémica por Ganancias Deportivas, una supuesta red de inversiones en la que se metieron más de 40.000 mendocinos-, emergieron otras iniciativas que despiertan similares dudas. Por ejemplo Our Ranch, que se presenta como una red de inversiones agrícolas en las que -atención- se puede poner plata en vacas que crecen en...Australia.

"Our Ranch se fundó en el año 2015. Llegó a Argentina en 2020 y se ha convertido en un administrador de inversiones líder", se lee en el site de la compañía, que además define al sistema como una red peer to peer (p2p) en la que la plata va directamente del inversor al criancero.

Y luego está el barniz ideológico: "El financiamiento corporativo tradicional solo se puede lograr cotizando o firmando un acuerdo desigual con los capitalistas, es decir, una de las partes sale más beneficiada que la otra"; pero "p2p significa persona a persona" y entonces apunta al "beneficio mutuo". O sea que poner dinero ahí sería una especie de acto militante contra el establishment. 

Además, la plataforma se ufana de no pagar impuestos y afirma tener sede en Estados Unidos, aunque el teléfono que figura en el sitio empieza con 261, la característica de Mendoza.

Funcionamiento y alarmas

"Has co-criado una vaca por 5 dólares. El capital cooperativo requerido para comprar esta vaca es de 500 dólares. Los 5 dólares que invertiste son para comprar el 1% de dicha vaca. Podés comprar una participación del 100% en una vaca, o podés comprar sólo el 1% de la participación", explica el sitio. 

Las vaquitas...¿son propias o ajenas?

Con el tiempo, supuestamente, los inversores pueden ir retirando dinero porque la vaca crece, etc. Una suerte de tamagotchi. Pero acá aparece lo más dudoso: hay comisiones de 10% y 5% para quien ingrese más gente al sistema. Por eso este medio se comunicó con el economista Emiliano Gutiérrez, quien opinó tras analizar el caso que "hay varios aspectos a tener en cuenta antes de decidir si uno va a ingresar en estos asuntos". 

"La primera alarma es la dirección postal de la empresa. La busqué y se ubica en Colorado (EE.UU). Aparentemente corresponde a una firma que se dedica a abrir sociedades de responsabilidad limitada, algo que es mucho más sencillo allá que en Argentina. Se puede hacer, de hecho, con una inversión irrisoria", contó Emiliano. 

Otro aspecto llamativo es que en ninguna parte se indican las variables que se utilizarán para calcular los ingresos de los inversores. "Cualquier inversionista debería saber de qué dependen sus beneficios", subrayó el especialista.

"Si pagan esos intereses, les convendría pedir un préstamo a un banco"

En tercer lugar, habría que verificar si la compañía está autorizada a desarrollar la captación de ahorros del público, ya que en Argentina eso requiere de una serie de permisos. Gutiérrez explicó que "la Comisión Nacional de Valores o el Banco Central" son quienes otorgan las autorizaciones, que existen justamente para prevenir estafas (artículo 310 del Código Penal). 

Encima, el pago de los presuntos retornos se realiza con criptomonedas, al igual que en Ganancias Deportivas. "Ese tipo de activos no están regulados aún e implican algunos desafíos a la hora de rastrear el origen y destino de los fondos", apuntó Emiliano. 

Por último, está la magnitud de los beneficios prometidos. "Lo que les da fuerza a los esquemas Ponzi o piramidales es que las recompensas son altísimas, con sistemas de niveles que te incitan a incorporar a otros -avisó el economista-. Cuando el foco está puesto en el ingreso de gente más que en la inversión en sí, debemos estar atentos". 

Y cerró: "Pensá que la propuesta es de un 10% mensual, es decir 213% al año. No tiene sentido que alguien financie su emprendimiento pagando semejantes intereses. Le conviene mucho más pedir un préstamo a un banco que captar ahorros y pagar esos porcentajes. Es así de sencillo", evalúa el especialista.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?