Dictan el procesamiento y la prisión preventiva para el juez federal Walter Bento

Dictan el procesamiento y la prisión preventiva para el juez federal Walter Bento

La noticia llega a horas del cierre de listas para los comicios de medio término. El juez federal Walter Bento es la máxima autoridad electoral de Mendoza, pero está imputado por asociación ilícita, cohecho y lavado de activos. Le aplicaron un embargo millonario y podrían suspenderlo.

Jorge Caloiro y Facundo García

La Justicia acaba de dictar el procesamiento y la prisión preventiva para el juez federal con competencia electoral Walter Bento, y con ello el futuro en su despacho de Tribunales se ve comprometido. El magistrado enfrenta cargos por asociación ilícita, cohecho y lavado de activos, entre otros asuntos; y representa la cara más visible de una causa que ya tiene a más de dos decenas de acusados.

El juez Eduardo Puigdéngolas debía resolver por estos días si dictaba la falta de mérito, si decidía el sobreseimiento o si planteaba el procesamiento en base a las pruebas aportadas por el fiscal Dante Vega.

Fuentes judiciales confirmaron este lunes que se inclinó por la última opción. Por otra parte, la prisión preventiva se relaciona con la existencia de riesgo procesal, en la medida en que -se conjetura- Bento podría entorpecer el avance de la pesquisa. De todos modos tiene fueros, por lo que esa medida de prisión no se concretará en lo inmediato.

Bento es quien decidiría sobre los conflictos que puedan surgir entre fuerzas políticas de Mendoza

Paralelamente, las fuentes indicaron que se trabó un embargo sobre los bienes del juez y su pareja Marta Boiza. En el caso de él, quedaron afectados nada menos que $177.610.000; y en el caso de ella la cifra fue de "sólo" $149.173.600.

Repercusiones

El reciente fallo gravitará, a su vez, sobre el Consejo de la Magistratura, que podría resolver la suspensión temporaria de Bento. Hasta hace poco, el acusado seguía yendo a su oficina como siempre. ¿Continuará con la misma rutina?

Y la noticia cae como un baldazo de agua fría en el ambiente de la política, ya que la campaña ingresa en su recta final y como juez electoral recae sobre Bento la decisión de juzgar los eventuales conflictos que surjan entre partidos, como las disputas que se han suscitado alrededor de las colectoras o la candidatura al Congreso como suplente del gobernador Rodolfo Suarez.

En una mañana que quizá guarde más giros, hay gran expectativa sobre lo que ocurrirá con la situación del juez acusado, así como la de los abogados, narcos y contrabandistas que están bajo la lupa. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?