Llegó el día: declara el juez Walter Bento y jura que explicará todo

Llegó el día: declara el juez Walter Bento y jura que explicará todo

El juez federal Walter Bento declara esta mañana tras varias postergaciones, en el contexto del juicio por las presuntas coimas en la Justicia Federal. Está acusado de liderar una asociación ilícita que cobraba dinero a los imputados a cambio de beneficios. Él dice que se trata de puro "lawfare".

Facundo García

Facundo García

Incluso desde antes de estar imputado en la causa de las coimas en la Justicia Federal, el juez Walter Bento jugó fuerte para armar su defensa. Pidió informes a organismos públicos, quiso averiguar por dónde iba el expediente y hasta movió contactos en la política. Ahora enfrenta diez acusaciones de cohecho (coimas) y se lo investiga, entre otras cosas, por presunto enriquecimiento ilícito. Hoy seguramente redoblará la apuesta: el imputado anticipa que explicará todo en Tribunales y demostrará que se trata de una "cama", una acción de "lawfare" que le armó el fiscal Dante Vega.

Así que hay gran expectativa por lo que pueda suceder esta mañana. Días atrás, el abogado de Bento, Mariano Cúneo Libarona, contó que desde que asumió la defensa ha formado un equipo de contadores que "demostrarán que los números cierran" y que el juez no se ha enriquecido de forma ilegal.

Pero el clima es tenso. Ayer la esposa del juez, Marta Boiza -también imputada-, presentó un escrito de 16 páginas donde aclaró que "no estaba en condiciones" de declarar oralmente y que se había armado una operación de prensa contra ella y su familia para sostener una tesis "absurda e indeterminada".

Bento, a su vez, anticipó el tono de su intervención de hoy con un texto de tono explosivo donde no solamente se permitió expresiones como "ja-ja-ja" sino que acusó al fiscal Vega de sentir un odio enfermizo contra él, al tiempo que advertía al juez de la causa, Eduardo Puigdéngolas, que le va a responder al estilo Libarona. Vale decir, con un contraataque legal en su contra.

Otras voces

Paralelamente, la causa tiene arrepentidos que admitieron haber sido parte de la asociación ilícita -como los abogados Martín Ríos y Matías Aramayo- e imputados que han confesado el pago de coimas. Uno de ellos, de hecho, dijo haber entregado 722.000 dólares para que le mejoraran la situación. 

Y en otro frente, hay testigos que se presentaron a declarar. Desde adentro de Tribunales, las voces han sido más bien de apoyo contra el imputado. Desde afuera, no tanto. De hecho, uno de los declarantes redactó ayer una denuncia en la que pide custodia policial porque, tras haber dado detalles de un hecho que comprometería al magistrado, dice sentirse en peligro.

La denuncia de uno de los testigos, en la que pide custodia policial.

Como sea, Bento insiste con que hoy demolerá punto por punto las acusaciones. Recalca que tiene pruebas contra los cargos. Pase lo que pase, seguirá asistiendo a su despacho, ya que continúa en funciones hasta que el Consejo de la Magistratura -que comenzó a tratar el caso más de un mes después de la imputación- decida lo contrario, si es que decide algo. 

Y todo esto sucede en plena campaña de cara a las elecciones, con Bento como juez federal con competencia electoral de Mendoza y una dirigencia política que no ha terminado de expresarse de forma concluyente acerca del caso (excepto vía Telegram).

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?