Era abusada y violada por su papá y una amiga la ayudó a denunciarlo

Era abusada y violada por su papá y una amiga la ayudó a denunciarlo

Una joven de 21 años le contó a su amiga el sufrimiento que vivía: su propio padre la acosaba constantemente y abusaba de ella. Cuando la amiga se enteró de la situación, no lo pensó más y decidió denunciarlo. Hay más de 30 audios y cientos de mensajes que quedaron como prueba en la causa.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Una joven de 21 años era abusada desde su infancia por su padre de 40 años que vive en Esquel, provincia de Chubut. Sin embargo, un día decidió contarle el calvario que vivía diariamente a su amiga. Sin pensarlo, la amiga decidió denunciar la situación familiar. Hasta el momento hay mas de 30 audios que prueban el acoso que recibía, mensajes de WhatsApp y relatos escalofriantes.

El testimonio sorprendió a toda la provincia de Chubut. La joven vivía en la localidad de Río Pico, pero se trasladó con su madre y hermana a Esquel (Chubut), para reunir a la familia. Allí conoció a "Laura", una chica de su edad con quien se cruzaron algunas veces y compartieron los números de contacto. Al conocer el ámbito en el que vivía la joven de 21 años, Laura decidió involucrarse en la situación: allí se dio cuenta que el padre de su amiga era abusador y acosador.

Laura comprobó que el hombre identificado como D.P. "consumía mucho alcohol y se dirigía a ella siempre con maltrato, diciéndole gorda, por ejemplo". Por este motivo, la chica decidió ir a la casa de su amiga y le pidió que le dejara escuchar el audio que le había mandado su padre. "Ahí me enteré que la estaba abusando y fue tremendo".

Laura, quien denunció los hechos, aseguró que era la "primera vez que se enfrentaba a un caso así" y pasó "varias noches sin dormir". Además, explicó que a la chica "no solo la abusaba, sino que la trataba como si fuera su mujer, la consideraba su esposa".

En tanto, destacó que hay más de 30 audios que prueban el abuso que la joven recibía. “Me contó que una vez le dio una golpiza tan grande, que se hizo pis encima. Él entraba al baño cuando ella se estaba bañando”.

Al denunciar, la joven volvió a Río Pico junto a su madre, su hermana y su abuela, pero siguió en contacto con Laura. "Me recibieron muy bien. Hablando con la madre me di cuenta la manipulación que ejercía este hombre sobre ella y las dos hijas. A la más chica no la quería y a la madre la golpeaba, maltrataba y controlaba; tenía dominio de toda su casa”.

Cuando trascendió el caso en Río Pico, los vecinos manifestaron que había sospechas de que D.P. era un abusador. Sin embargo, a Laura le llamó la atención que nadie se hubiese animado a hacer algo. "Pienso que hay una complicidad”.

Denuncia y amenazas

La denunciante contó que en uno de los audios el hombre le dice que la quiere "tocar, besar y hacerle el amor". Pero, a pesar de que la denuncia ya se realizó, el abusador sigue suelto en Esquel. “La Justicia es muy lenta; el área de Género en Esquel funciona muy mal, y queda en evidencia en estos casos”.

“No me querían recibir la denuncia, pero estaba bastante alterada y me planté para pedir que me permitan hacerla".  En tanto, tampoco querían tomarle los audios y “eso me llamó mucho la atención, porque son pruebas reales”. 

A modo de ejemplo, Laura señaló que en Tribunales se dispuso una perimetral para el hombre, pero en ese marco le envió un audio en el que le expresaba: "en treinta días se termina esto y nos vamos a encontrar". Además, le advirtió que le iba a "reventar la cabeza".

Tanto a la joven como a su hermana las llevaron a declarar en Cámara Gesell. Laura expresó: "A mí me echaron porque a la niña le dijeron que si bien había amenazas de muerte, en Chubut no hay casos de femicidios con previo aviso, y yo les respondí que eso es mentira”.

“Fui quien denunció, y no me ofrecieron ninguna protección, y las personas que están en el caso, saben que me puede pasar cualquier cosa, porque esa persona está suelta y sabe que yo intervine”, agregó Laura.

En los próximos días marcharán a Tribunales junto al grupo feminista de la ciudad de Esquel. La marcha se realizará el 14 de diciembre y el objetivo es presionar a la Justicia para que agilice la investigación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?