Un bebé cayó a un canal y lo arrastró la corriente

Un bebé cayó a un canal y lo arrastró la corriente

Otra vez llegan las altas temperaturas y comienzan los accidentes relacionados con las personas que caen o se meten a cauces donde no está autorizado bañarse. En este caso, el incidente se produjo en Maipú (Mendoza). Un nene de 2 años que esta tarde casi se ahoga lucha en estos momentos por su vida.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Como todos los años, el inicio de las altas temperaturas trae aparejado una sucesión de tristes noticias relacionadas con personas que se ahogan (o casi) en los cauces donde no está permitido bañarse. En este caso, se trata de un nene de 2 años que cayó a un canal y que lucha por su vida en un hospital de Mendoza.

El hecho se registró alrededor de las 14 en la localidad de Lunlunta (Maipú), más precisamente en el barrio Pinillo, en el cruce de calle Cruz Videla y un callejón comunero. Los papás de la víctima estaban trabajando en una obra en construcción mientras el nene jugaba al borde del canal.

En eso, los adultos notaron que el pequeño ya no estaba. Se había caído al agua. Y la corriente lo arrastraba.

Los padres corrieron al rescate

Desesperados, los padres corrieron detrás del niño flotante y consiguieron sacarlo, aunque tuvieron que llevarlo de urgencia al hospital Paroissien, donde lo diagnosticaron con síndrome de casi ahogamiento, por lo que -al tratarse de un cuadro grave- fue derivado al Hospital Notti de Guaymallén.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que todos los años mueren 360.000 personas a causa de asfixia por inmersión. Los guarismos indican que el riesgo de fallecer por ahogamiento es mayor en menores de 4 años. En uno de sus informes, la OMS destacó que se trata de la primera causa de muerte en el mundo en varones de entre 5 y 14 años.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?