Lujosa fiesta clandestina en Chile acabó sin detenidos

Lujosa fiesta clandestina en Chile acabó sin detenidos

Pese a los severos castigos impuestos en Chile para quienes participan de reuniones clandestinas, una fiesta que se realizó en una lujosa mansión de la costa a la que asistieron jóvenes de familias adineradas de la capital, terminó sin detenidos.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Pese a los severos castigos impuestos en Chile para quienes participan de reuniones clandestinas, una fiesta que se realizó en una lujosa mansión de la costa a la que asistieron jóvenes de familias adineradas de la capital, terminó sin detenidos, lo que provocó polémica al denunciarse un “privilegio de clase” que marca diferencias con otros casos similares que acabaron con decenas de arrestos.

En las últimas horas circularon por las redes sociales un video y audios de Whastapp de jóvenes que se citaron recientemente en una vivienda del exclusivo balneario de Cachagua, a 180 kilómetros al noroeste de Santiago, para beber y bailar sin usar mascarilla ni respetar la distancia de seguridad, informó la agencia de noticias Efe.

Entre los asistentes, se encontraban hijos de diputados y empresarios de los barrios más ricos de la capital nacional, en su gran mayoría graduados en las mejores escuelas del país.

La falta de detenidos en Cachagua, donde el cuerpo policial de Carabineros sólo emitió un parte por "exceso de ruido" y la Fiscalía abrió una investigación, contrastó con las acciones policiales llevadas a cabo en otros sitios que se reportaron fiestas clandesntinas, como las dos ocurridas la noche del viernes en los barrios capitalinos de Las Condes y Nuñoa, donde fueron arrestadas más de 150 personas.

El ministro chileno del Interior, Rodrigo Delgado, sin embargo, negó este sábado que haya "arbitrariedad" o trato diferenciado y aseguró "que no existen carretes VIP ni de segunda categoría, lo que hay son delitos sanitarios". "A nosotros no nos importa el origen, comuna o cuenta bancaria de quienes asisten u organicen estas fiestas. Los vamos a perseguir igual", insistió Delgado en rueda de prensa.

De hecho, se han confirmado 20 casos de covid-19 entre los asistentes a la polémica fiesta de Cachagua y el Ministerio de Salud está investigando la posibilidad de que haya portadores con la cepa británica, caracterizada por su mayor contagiosidad. "Se está investigando la secuenciación genética para saber qué variante es", anunció este sábado el ministro de Salud, Enrique Paris.

La realización de masivas fiestas clandestinas coincide con un considerable repunte de los nuevos casos, que han crecido un 25 % en la última semana y que este sábado superaron la barrera de los 4.000 por segundo día consecutivo. Las autoridades informaron de 4.361 nuevos infectados y 63 fallecidos, lo que deja el balance total desde inicios de marzo en 637.742 infectados y 17.037 decesos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?