Coronavirus: ¿hay riesgo de contagio a bordo de un avión?

Coronavirus: ¿hay riesgo de contagio a bordo de un avión?

El miedo a volar en un lugar hermético persiste entre los viajeros, por ello desde la IATA explican qué sucede con los contagios durante un vuelo en avión.

MDZ Trip

La idea de volar en avión lentamente lentamente vuelve a tomar fuerza entre los viajeros y con ella el miedo o la duda sobre los riesgos que se corren al estar en una cabina de una aeronave durante un vuelo.

Volar ya sabemos que no será como antes, la pandemia por coronavirus ha modificado nuestro día a día. Ingresar a un aeropuerto, subirse a un avión, buscar nuestro equipaje, todo estará regido por protocolos para evitar los contagios. 

La IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional) publicó un registro actualizado sobre el número de contagios por Covid-19 a bordo. La investigación demostró que hay una escasa posibilidad de transmisión del coronavirus durante el vuelo, desde principios de 2020 se han registrado 44 casos por Covid-19 asociados a un viaje en avión (casos confirmados, probables y potenciales). Durante el mismo periodo, han volado unos 1.200 millones de pasajeros.

“El riesgo de que un pasajero se contagie de Covid-19 a bordo parece muy bajo" expresa David Powell, asesor médico de IATA y explica que "los casos potenciales representan tan solo un caso por cada 27 millones de viajeros. Somos conscientes de que los datos pueden estar subestimados, pero incluso si hubiese un 90% de casos no notificados, seguiría siendo un caso cada 2,7 millones de viajeros. En ambos casos, las cifras son extremadamente tranquilizadoras. Además, la mayoría de los casos notificados ocurrieron antes de imponer el uso de mascarilla a bordo”.

Uno de los interrogantes más grandes que se presentan es cómo se realiza la limpieza de la cabina. Todo esto las empresas aéreas lo saben, por tal motivo se empeñan en comunicar y garantizar a sus clientes lo seguro que es viajar en sus aviones

Airbus, Boeing y Embraer realizaron una investigación para estudiar lo que sucede en la cabina con las partículas y cómo funcionan los sistemas de ventilación de los aviones. En líneas generales llegaron a la siguiente conclusión:

  • Los sistemas de ventilación de los aviones, los filtros de alta eficiencia (HEPA, por sus siglas en inglés), el respaldo del asiento como barrera natural, la circulación del aire de arriba a abajo y la elevada tasa de renovación del aire reducen de por sí el riesgo de transmisión de enfermedades a bordo en un escenario normal.
  • El uso obligatorio de cubrebocas añade un nivel adicional y significativo de protección, por lo que, a pesar del factor de proximidad en cabina, el riesgo de contagio es menor con respecto a otros espacios interiores.

Según la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional), el diseño de los aviones añade otras medidas de protección que contribuyen a reducir el contagio a bordo:

  • La limitación de movimiento de los pasajeros y la configuración de los asientos mirando hacia adelante, que evita la interacción cara a cara.
  • El respaldo de los asientos, que actúa como una barrera natural que evita que el aire circule entre filas.
  • Máxima reducción del flujo de aire hacia adelante y hacia atrás, con un diseño de flujo segmentado que se dirige generalmente hacia abajo, desde el techo hasta el suelo.
  • La elevada tasa de aire fresco que entra en cabina. El aire se recicla entre 20 y 30 veces por hora en la mayoría de los aviones, frente a las dos o tres veces por hora que esto ocurre en oficinas o las 10 o 15 veces por hora, en escuelas.
  • El uso de filtros HEPA, que atrapan bacterias y virus con una eficacia del 99,9%, lo que asegura que el sistema de ventilación de cabina no sea un “coladero” de microbios.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?