De qué trabaja Matías Schrank, el subcampeón de Gran Hermano 2015 que quiere volver al reality

De qué trabaja Matías Schrank, el subcampeón de Gran Hermano 2015 que quiere volver al reality

Matías Schrank quedó segundo en la edición que consagró ganador a Francisco Delgado y está decidido a ir por la revancha, aunque lo tilden de "vago".

MDZ Show

MDZ Show

Hace unos días, Matías Schrank recibió una lluvia de críticas en Twitter luego de anunciar que había vuelto a llenar el formulario para entrar a Gran Hermano, el reality que regresará a la pantalla de Telefe en los próximos meses con la conducción de Santiago Del Moro.

“Me anoté de nuevo, qué sé yo”, escribió Matías, quien quedó segundo en la edición 2015, en la que Francisco Delgado fue el elegido de la votación del público. “¿Laburar nunca?”, “Tenés un hambre de fama. Buscate un laburo digno”, fueron sólo algunas de las respuestas que le dejaron los usuarios. 

Sin embargo, las ganas del joven misionero de tener su revancha en el reality show están orientadas a un fin claro: desarrollar sus proyectos. Matías tiene un emprendimiento de diseño de muebles de hierro y madera y de objetos de decoración que hace con sus propias manos, como lo deja ver en su cuenta de Instagram.

“Me divierten mucho los realities. Considero que funcionaría muy bien si me llaman de nuevo. Todos estos años trabajé física y mentalmente para afrontar cualquier desafío, de eso se trata la vida”, le dijo Schrank a TN Show.

¿Y qué haría Schrank de ganar el premio mayor? “Lo invertiría en proyectos propios que ojalá puedan dar trabajo a gente. También quiero viajar, conocer otras culturas y formas de vida y pensamientos”, aseguró el joven, que vive en Posadas y en su momento se hizo conocido como “el virgen” de la casa más famosa. 

En estos siete años, el subcampeón hizo mucho más que descansar en el dinero y la súbita fama que le dio el hecho de haber pasado por GH; trabajó y se dedicó a formarse a fondo en sus intereses. “Quiero que sepan que trabajo y lo hago de forma independiente como técnico electrónico”, dijo. 

“También hice cursos de fotografía y fui candidato a concejal. En la pandemia me metí en el rubro metalúrgico, fabricando muebles industriales y techos con materiales de hierro y madera. Ahora emprendo y tengo mi marca”, completó el ex participante que está decidido a encerrarse una vez más. 

Hoy, Matías luce muy distinto a su versión 2015, que se destacaba por una impronta más aniñada e ingenua de chico bueno. Con un físico trabajado a fuerza de mucho entrenamiento en el gimnasio, el muchacho quiere otra oportunidad de mostrarse desde otro lado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?