Receta fácil: huevos de pascua caseros

Receta fácil: huevos de pascua caseros

Es la receta ideal para sorprender a un ser querido en esta época del año

Food Lovers

Hacer huevos de pascua caseros es mucho más fácil y rápido de lo que se podría imaginar. Si siempre te preguntaste cómo se preparan y te imaginaste elaborándolos por tu cuenta, con la receta que dejamos a continuación ya no quedan excusas. 

En esta ocasión, compartimos los secretos de Paulina Cocina, específicamente pensados para aquellos principiantes que buscan hacer estos huevos por primera vez.

¿Qué se necesita para hacer huevos de pascua caseros?

La lista de los ingredientes para los huevos de pascua caseros es muy simple, ya que solo se necesita de unos 500 gramos de chocolate.

Esta cantidad es más bien orientativa, es decir, no hace falta que sea exacta. Del total de chocolate que se utilice depende la cantidad de huevos que se obtenga de la preparación.

En este número también influye otro factor que es el tamaño del molde. Si bien existen otras formas de hacer los huevos, por ser la primera vez lo recomendable es contar con uno de éstos.

En cuanto al tipo de chocolate, puede ser de leche o semiamargo. En este caso, la especialista recomienda no comenzar usando chocolate blanco, ya que es más difícil de trabajar que los demás.

Por último, también se necesitan de distintos elementos decorativos para los huevos, aunque los mismos ya quedan a consideración y a gusto personal de cada persona.

Huevos de pascua caseros: paso a paso

Elaboración. Si el chocolate comprado viene en tableta, hay que cortarlo en trozos pequeños. Luego, hay que ponerlos a calentar a baño maría.

Para esto, dos recomendaciones. Primero, el agua tiene que estar a fuego mínimo, para evitar que hierva. Segundo, la base del recipiente donde se coloca el chocolate no tiene que estar en contacto directo con el agua de la olla.

Mientras el chocolate va cambiando su consistencia hay que ir revolviendo, evitando que se empaste. Una vez que está completamente derretido, colocar sobre el molde y golpear con suavidad hasta que todo quede bien distribuido.

Cuando ya está listo, hay que colocar el molde sobre un papel manteca, boca abajo, y llevar a la heladera durante aproximadamente 15 minutos. Hecho esto, desmoldar con cuidado.

A continuación, viene una de las partes más difíciles de la preparación: la unión de las dos mitades del huevo. Para esto hay que poner una bandeja sobre la olla con agua caliente y apoyar con suavidad cada mitad de forma tal que los bordes apenas se derritan.

Luego, hay que unir ambas mitades y dejar que se enfríe. Repetir el proceso hasta agotar el total del chocolate.

Para finalizar, otra de las partes más importantes: la decoración. Teniendo en cuenta que es la primera vez que se preparan huevos de pascua caseros, es normal que los bordes queden desprolijos, o mismo que la superficie de los huevos presente marcas.

Acá entra en juego la creatividad de cada uno y la capacidad de imaginar variantes estéticas. Por ejemplo, se pueden utilizar confites, chips y hasta frutos secos molidos.

En el mejor de los casos, el resultado final será tal que nadie se dará cuenta de las imperfecciones del huevo. ¡A cocinar!

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?