Deliciosas empanaditas de ricota y pategrás en simples pasos

Deliciosas empanaditas de ricota y pategrás en simples pasos

La ricota y el queso pategrás combinan a la perfección con jamón cocido y albahaca fresca.

MDZ Gastronomía

MDZ Gastronomía

Para los amantes de las empanadas, a continuación compartimos la receta y todo lo que hay que saber para preparar una exquisita versión a base de ricota y queso pategrás. ¿Te animarías a hacerlas?

Si bien es cierto que se pueden comprar las tapas para empanadas ya hechas, para que el resultado sea perfecto lo más aconsejable es hacer la masa de forma casera, y aquí te contamos cómo prepararlas.

Por lo demás, el tamaño de estas empanadas queda a consideración personal. Ahora sí, ¡a tomar nota y a cocinar!

Fuente: helenaycocina.blogspot.com

Empanadas de ricota y queso pategrás: todo lo que hace falta


Ingredientes. Para preparar estas deliciosas empanaditas se requiere de:

  • 12 tapas de empanadas (o 24 para empanaditas).
  • 500 gr. de ricota.
  • 200 gr. de queso pategrás.
  • 200 gr. de jamón cocido.
  • 1 huevo.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • Sal y pimienta negra recién molida (a gusto personal).
  • Albahaca fresca picada (a gusto personal).
  • Nueces picadas (a gusto personal).

Cómo hacer paso a paso estas exquisitas empanadas caseras

Elaboración. Lo primero que hay que hacer es poner en un recipiente el huevo y la ricota y mezclar hasta integrar.

  1. Luego, agregar el queso pategrás, que tiene que estar cortado en cubitos, y el jamón cocido picado. Repetir el proceso.
  2. A continuación, hacer lo mismo con la albahaca fresca y con las nueces picadas, en el caso de que se quieran agregar. Condimentar con sal y pimienta negra recién molida e incorporar una pizca de nuez moscada.
  3. Una vez que la mezcla es homogénea y todos los ingredientes están bien distribuidos, es momento de armar cada una de las empanadas.

 


Para esto, un consejo a tener en cuenta consiste en no rellenarlas mucho, ya que al momento de cocinarse se pueden abrir. En línea con esto, se recomienda humedecer los bordes internos de las tapas de empanadas con un poco de agua y luego cerrarlas presionando con un tenedor y dándole con las manos el tradicional repulgue.

Llegado este punto, solo resta llevar al horno. Al respecto, el mismo debe estar precalentado a una temperatura de 180°C, y las empanadas se tienen que cocinar durante aproximadamente 15 minutos (puede ser un poco menos y también un poco más).

La clave está en seguir de cerca el proceso y prestar atención al color de la masa de las empanadas. Apenas comiencen a dorarse, significa que ya están.

Un detalle a considerar: cubrir con un poco de aceite la base de la fuente para evitar que las empanadas se peguen.

¡Listo! Las empanadas de ricota y queso pategrás ya están terminadas y a punto para disfrutar. ¿Ya sabes con qué te gustaría acompañarlas?

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?