Por qué deberías tener cuidado con los caracoles de tu jardín

Por qué deberías tener cuidado con los caracoles de tu jardín

La presencia de caracoles en un jardín puede resultar sumamente perjudicial para el bienestar del mismo.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Los caracoles son animales que pueden parecer inofensivos y cuya presencia hasta resulta pintoresca en el jardín. Sin embargo, hay varios motivos por los que deberías tener cuidado con ellos, y a continuación te contamos todo lo que hay que saber al respecto. No te pierdas los detalles.

Fuente: pixabay.com

Caracoles: por qué no conviene tenerlos en el jardín

La de los caracoles y las babosas es una de las plagas más comunes que se pueden presentar en un jardín, lo que constituye un motivo más que suficiente para dedicar atención al respecto.

La presencia de estos animales es prácticamente imperceptible, ya que, por lo general, se mueven de noche y lo hacen con suma lentitud. De día, la aparición de huecos en las hojas de las plantas o de ciertas líneas en el suelo da la pauta de que podrían encontrarse en el jardín.

Si se detecta esto, lo más recomendable es actuar de forma inmediata. Los caracoles y las babosas son grandes devoradores y, si no se los combate como corresponde, lo más probable es que pronto el jardín quede gravemente herido.

Hay que tener en cuenta que las hojas de las plantas jóvenes y recientemente florecidas son sus víctimas predilectas. Además, su presencia en el jardín responde a la humedad del mismo.

Dicho de forma sencilla, para mantener un jardín como corresponde hay que regarlo con constancia, lo cual genera una humedad que, junto a la presencia de plantas, atrae a los caracoles y a las babosas.

Por otra parte, también hay que decir que se debe tener cuidado con los caracoles ya que pueden transmitir enfermedades. En este sentido, se aconseja no tocarlos ni establecer contacto con la mucosidad que dejan en el suelo al trasladarse, a no ser que se usen guantes u otros elementos protectores.

Algunos métodos eficaces para combatir la presencia de caracoles

Además de los daños que ocasionan al jardín, hay que considerar que estos moluscos se reproducen con tanta rapidez y en tanta cantidad que su población puede aumentar de forma considerable en muy poco tiempo.

Para proteger las plantas, una de las cosas que se puede hacer es colocar especies aromáticas de hojas ásperas, como es el caso del romero, ya que las mismas ahuyentan a los caracoles.

Al mismo tiempo, una opción económica y natural consiste en esparcir cáscara de huevo triturada por sobre la superficie del suelo que rodea las plantas. De esta manera, estos animales no podrán acercarse a las mismas y trepar para devorar sus hojas.

Como bien se expresó, la humedad es uno de los factores que más atrae su presencia. Para evitar la misma, una de las cosas que se puede hacer es armar el jardín con plantas que toleren las sequías y que no requieran de mucha agua.



Teniendo en cuenta todo lo mencionado, ¿qué opinas acerca de los daños que los caracoles y las babosas pueden generar en el jardín?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?