¡A entrenar!

Dead hang, el ejercicio definitivo para superar los dolores de espalda

Existe un ejercicio clave para mejorar la postura y vencer a los dolores de espalda. Conoce el dead hang, un movimiento tan simple como efectivo.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor miércoles, 8 de mayo de 2024 · 18:51 hs
Dead hang, el ejercicio definitivo para superar los dolores de espalda
Los dead hang te ayudarán a combatir los dolores de espalda y mejorar tu postura (Shutterstock).

En ocasiones, cuando el dolor de espalda te limita y parece que debes renunciar a tu rutina de ejercicio, los dead hangs aparecen como una solución prometedora. Este ejercicio, además de fortalecer los músculos, ofrece alivio para el dolor y es tan práctico como simple. Por si fuera poco, te ayudará a corregir tu postura.

¿De qué se trata? Simplemente colgándote de la barra en la que habitualmente realizas tus dominadas, sin moverte. El ejercicio en cuestión te ayudará a fortalecer todo el tren superior, con hombros, pecho, y sobre todo tanto la espalda como los antebrazos.

Los dead hangs requieren solo de una barra (Shutterstock).

Daniel Palazzo, entrenador personal, resalta que los dead hangs son versátiles, actuando tanto como ejercicio como estiramiento, fortaleciendo y flexibilizando todo el cuerpo. ¿Cómo se hacen? Es simple: párate en una caja o escalón bajo la barra de dominadas, agarra la barra con ambas manos, mantén los brazos extendidos y deja que tu cuerpo cuelgue relajado bajo la barra.

¿Cuánto tiempo debes colgarte? Lo ideal es apuntar a 60 segundos, pero 30 son suficientes. Comienza con series cortas y aumenta gradualmente. Es vital mantenerse pasivo; cualquier intento de balanceo compromete la efectividad del ejercicio.

Además de fortalecer los músculos de las manos, los antebrazos y los estabilizadores de los hombros, los dead hangs corrigen la postura y alivian la compresión de la columna vertebral. Este alivio es especialmente valioso para aquellos que pasan largas horas sentados, como quienes trabajan en oficinas.

Durante esta actividad, la gravedad actúa a favor de tu cuerpo, permitiendo que la columna se estire y los músculos se relajen, lo que puede reducir la presión sobre los discos vertebrales y aliviar el dolor lumbar.

Dead hang, el ejercicio de mantenerse colgado (Shutterstock).

Además, al mantener una posición pasiva, se activan los músculos estabilizadores profundos del core, lo que mejora la estabilidad y la alineación corporal. Entre una de las variantes, mantener los omóplatos o escápulas para una mejor postura y no estar tan desarmado, te ayudará a una correcta ejecución.

Los dead hangs no solo fortalecen tus músculos, sino que también mejoran tu estabilidad, corrigen tu postura y alivian el dolor de espalda. Ofrece una amplia gama de beneficios para tu cuerpo y tu bienestar general, lo que lo convierte en una adición valiosa a cualquier rutina. ¿Qué esperas para probarlo?

Para los dead hang necesitarás de una barra de dominadas (Shutterstock).

 

Archivado en