El asombroso cambio físico de Reneé Zellweger que causó una enorme polémica en Hollywood

El asombroso cambio físico de Reneé Zellweger que causó una enorme polémica en Hollywood

La actriz quedó envuelta en un debate profundo, en el que la tildaron de poco responsable con una problemática social.

MDZ Espectáculos

MDZ Espectáculos

La interpretación de papeles en la industria engloba diversas aristas, muchos actores, y actrices, asumen el desafío de construir un personaje como una verdadera transformación. Hay quienes optan por un método más comprometido y encarnan las características hasta con meses de preparación y estudio.

Reneé Zellweger ha construido su camino en Hollywood, y el cine, con diversas labores de calidad, con su pico más alto de fama a través de El diario de Bridget Jones. Justamente esa saga la sumió en cuestiones como someterse a transformaciones físicas notorias, como el requerimiento de aumentar de peso.

En las últimas semanas, la actriz se sumergió en la grabación de una serie muy anunciada, que se llama The Thing About Pam, en la que lleva a cabo el rol protagónico de esta mujer que terminó con una cadena perpetua por cometer un asesinato.

El papel implica para Reneé una apariencia disímil a la suya, sobre todo en lo que refiere a la figura para emular los rasgos de Pam Hupp, esa norteamericana que fue noticia por su acto delictivo. A partir de esa búsqueda, Zellweger utiliza un traje especial para aparentar sobrepeso.

Hasta ahí todo dentro de los cánones de la industria. No obstante, en los últimos días circularon fotos de la actriz caracterizada, con algunos implementos también en el rostro, una transformación absoluta y bien lograda. Aunque esto activó una polémica muy fuerte.

¿Por qué? Muchas voces salieron a manifestarse en contra de la decisión de Reneé y de la producción de NBC de acudir a este tipo de traje. La controversia se centra en que se la considera un mensaje dañino y que fomenta la gordofobia.

En esa línea, la escritora Sarah Alexander, confesa defensora de las personas con sobrepeso, manifestó en declaraciones públicas: “Un traje gordo siempre ha sido una forma de burlarse de las personas gordas, sin importar quién lo use, incluso si es para un papel de actor. Los actores que los han usado anteriormente (Gwyneth Paltrow, Sarah Paulson) han admitido que lamentan su elección de usar uno y que les causa daño”.

El debate focaliza también en que sería una mejor opción acudir a actrices, y actores, de talla grande para interpretar este tipo de papeles. Por ahora, Reneé no se ha manifestado en torno a toda esta discusión.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?