Turismo

Vacaciones: reservas flojas y esperanza de más turistas para el último momento

El turismo nacional e internacional no se salvó de las caídas observadas en casi toda la economía de Mendoza. A tres semanas del inicio de la temporada, los hoteles tienen reservas de apenas 50%.

Diana Chiani
Diana Chiani martes, 18 de junio de 2024 · 07:24 hs
Vacaciones: reservas flojas y esperanza de más turistas para el último momento
La nieve es la gran apuesta para que suban las reservas en vacaciones de invierno Foto: Archivo

Las vacaciones de invierno se suelen planificar con tiempo y aunque faltan solo tres semanas para que arranquen, las reservas en agencias y hoteles todavía son bajas o nulas en algunos casos. En medio de un fin de semana súper largo y de movimiento relativo en distintas partes de la provincia, desde el sector turístico se preparan para julio.

Aunque con porcentajes dispares de reservas y a la espera de que haya alguna reactivación a partir de la semana próxima, la coincidencia es que por ahora son bajas en comparación con el ritmo de otros años. En función del contexto recesivo, la mayoría prevé una temporada invernal floja más allá de que esperan que tanto julio como agosto ponga paños fríos a los alicaídos números generales del sector.

En este marco, Marcelo Rosental, al frente del hotel boutique Villaggio, explicó que en hotelería la ventana de reservas es de entre 8 y 90 días. Aunque los hoteleros ya miran lo que sucederá en septiembre, también existe un lapso de una semana a un mes para planificar la estadía. Este, junto con el pasaje, es el primer paso para proyectar las vacaciones por lo que para agencias o excursiones es probable que las consultas comiencen más tarde.

Los hoteleros apuestan a las vacaciones de invierno, aunque las reservas siguen bajas.

Según la última encuesta de ocupación hotelera del Indec a nivel nacional, en marzo de 2024 la cantidad de alojamientos ocupados bajó 3,6% respecto al mismo mes del año anterior. En tanto, el turismo receptivo internacional registró en abril una disminución interanual de 31%.

En este contexto, desde el sector anticipan una temporada de bajas ya que en líneas generales las reservas actuales están entre el 35% y el 55%, porcentaje que solía ser más alto para esta época. Sin embargo, hay una tendencia positiva que se comienza a afianzar en Mendoza y que es la extensión de los días de estadía.

Así, si en general tanto para las vacaciones de invierno como en líneas generales, los visitantes se quedaban entre tres y siete días, ahora ese número es –cada vez más- de entre cuatro y siete días. Es decir, una noche más debido a la oferta y posibilidades que ofrece la provincia.

El inicio formal de vacaciones en la provincia es el 6 de julio, que Mendoza inaugura con un partido de Los Pumas, la selección argentina de rugby. Aunque en líneas generales finalizan el 26 de julio, los prestadores turísticos explicaron que suelen extenderse hasta agosto que también es un mes fuerte para el turismo en Mendoza. Aunque durante las vacaciones suele ser más alto el movimiento del turismo nacional y familiar, también vienen visitantes de los países vecinos que también tienen sus vacaciones de invierno.  

Reservas y perspectivas

Santiago Alsina, gerente del Diplomatic Hotel, un 4 estrellas ubicado en el corazón de la Ciudad, comentó que hasta el momento las reservas para julio están en un 35%. Por su parte, en Villaggio, el porcentaje está en 50% y aunque no es un mal número para el contexto, lo cierto es que es mucho menor que a la misma altura del año anterior.

En invierno los turistas buscan Mendoza por su combinación única de centros de esquí y oferta gastronómico, sumandos al encanto de las bodegas.

Edumundo Day, del hotel Lares de Chacras y presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos de Mendoza (Aehga), expresó que el nivel de reservas hoy está entre el 50% y el 55% para la segunda semana de julio. “Son las reservas que ya están armadas para el inicio de vacaciones”, precisó el hotelero. En este marco, Daniel Ariosto, empresario hotelero y presidente de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), comentó que hay muchas consultas y que esperan trabajar para la temporada.

En este marco, Day agregó que se espera que en el transcurso del mes se concreten más pedidos para llegar a la tercera y la cuarta semanas de julio con un 70% de reservas. Hay que tener en cuenta que estas dos últimas, por las vacaciones en Buenos Aires, suelen ser las más fuertes para la provincia.

“En otras temporadas, para esta época había un 60% de reservas, lo que implicaba llegar hasta el 80% en agosto”, señaló Rosental desde ese hotel también ubicado en el centro de Mendoza. El profesional contó que el fuerte de julio es el turismo familiar, por lo que se llenan primero las habitaciones triples o los alojamientos que permiten conexión entre habitaciones. En su caso, hasta el momento es mínima la cantidad de pedidos para tres o más personas.

Desde el punto de una agencia de viajes que trabaja con turismo nacional e internacional, Mercedes –una de sus titulares- expresó que hasta el momento las reservas para las vacaciones de invierno son nulas y no hay pedidos para esa fecha. “En julio del año pasado, el 40% de nuestros turistas fueron nacionales y hasta el momento no tenemos ni una reserva de argentinos”, subrayó la profesional.

Agregó que ha habido consultas –al igual que para el actual fin de semana largo- pero que los locales no han concretado ninguna excursión. Mercedes agregó que se trata de una situación que también manifiestan otros guías y choferes durante los recorridos a bodegas o alta montaña. Se esperanzó, no obstante, en que la noticia de los parques de nieve abiertos (Los Puquios, Penitentes y Las Leñas) traccionen más público en los próximos días.

Archivado en