Dólar vs. plazo fijo: en qué conviene invertir de cara a las elecciones

Dólar vs. plazo fijo: en qué conviene invertir de cara a las elecciones

Teniendo en cuenta que las etapas electorales alteran al público inversor, es conveniente determinar si es más rentable comprar dólares o colocar el dinero en plazo fijo.

Gonzalo Andrés Castillo

Gonzalo Andrés Castillo

El argentino promedio tiene dos “inversiones” preferidas: la compra de dólar o la colocación del dinero en depósitos a plazo fijo. Normalmente, se arman estrategias que combinen ambas alternativas. Sin embargo, en una segunda mitad de año caracterizada por elecciones, lo “normal” no tiene lugar, por lo que muchos optan por una u otra opción. ¿Cuál es mejor?

Un escenario de alta volatilidad

El 12 de septiembre se llevarán a cabo las elecciones primarias, abiertas simultáneas y obligatorias (PASO), mientras que el 14 de noviembre se realizarán las elecciones generales para determinar, finalmente, quiénes serán los nuevos legisladores de Argentina.

Ante este escenario, los mercados y la economía comienzan a atravesar etapas de alta volatilidad y tensión. Las acciones no saben para que lado seguir, los bonos sufren de variaciones en sus rentabilidades y los precios de los bienes y servicios suben. Pero lo que sí es claro es que el ahorrista minorista que tiene unos pesos guardados sale perjudicado.

Comprar dólares

En esta instancia, los argentinos que no conocen mucho sobre finanzas e inversiones optan por comprar dólares y “guardarlos debajo del colchón”. Aunque podría parecer una buena estrategia, lo cierto es que conlleva una serie de desventajas.

El principal y más grave problema es que el dólar sufre de una constante pérdida de valor como consecuencia de la inflación, al igual que el peso argentino, pero en menor escala. Esto significa que, con el paso del tiempo, se destruye poco a poco el poder adquisitivo.

Por ejemplo, en los últimos 20 años, la inflación en dólares superó el 50%, lo que significa que quien compró la divisa estadounidense a mediados del 2001 hoy puede comprar cerca de la mitad de lo que se podía comprar en aquel entonces. Además, en los últimos meses, producto de la alta emisión monetaria de Estados Unidos, la inflación se ha estado acelerando, lo que causa aún más problemas.

Invertir en plazo fijo

Si el argentino no compra dólares, coloca los pesos en un depósito a plazo fijo de su banco de cabecera. En este caso, las consecuencias son aún más dañinas, ya que la tasa de interés que pagan las entidades bancarias ronda el 37% anual, cuando la inflación estimada para fin de año es superior al 50%. En otras palabras, el retorno nominal es positivo, pero el real es negativo.

Asimismo, los depósitos a plazo fijo son muy poco líquidos debido a que el dinero se retiene por, al menos, 30 días. En Argentina, en este plazo pueden pasar muchas cosas (y no siempre buenas).

La mejor alternativa de inversión para las elecciones

Ahora bien, en el largo plazo, tanto la compra de dólares como la “inversión” en plazo fijo son malas alternativas para proteger e incrementar el capital. Sin embargo, solo una puede servir para amortiguar la volatilidad del actual escenario de elecciones.

 

Quien tenga algunos pesos ociosos lo mejor que puede hacer es comprar dólares y mantenerlos en la cuenta bancaria o en la casa hasta que finalice el año. El fundamento es sencillo: en solo cuatro meses, el riesgo de una posible pérdida de valor en moneda dura por la inflación estadounidense es menor al riesgo de conservar pesos ilíquidos.

Nuevamente, es muy importante tener cuenta que esta alternativa genera un beneficio en el muy corto plazo. Para el mediano y largo plazo, lo mejor es optar por los numerosos instrumentos financieros que ofrece el mercado de capitales, tales como las acciones, los bonos corporativos, los Cedears, los fondos comunes de inversión, entre otros.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?