Alerta: los graves problemas del plazo fijo

Alerta: los graves problemas del plazo fijo

Aunque resulta sencillo invertir en un plazo fijo a través del banco, se trata de una inversión que presenta múltiples desventajas que podrían atentar contra tu capital.

Gonzalo Andrés Castillo

Gonzalo Andrés Castillo

Debido a la falta de educación financiera en el país, el argentino promedio suele invertir en plazo fijo parte del dinero que le sobra de manera mensual. Aunque un retorno seguro superior al 30% puede resultar atractivo, lo cierto es que esta clase de inversión presenta graves inconvenientes.

Retorno real negativo

En finanzas, el valor nominal hace referencia al valor absoluto de una cierta variable, mientras que en el valor real se contempla la inflación. De esta forma, por ejemplo, si obtengo un retorno del 100%, pero la inflación es del 50%, la rentabilidad nominal será 100%, pero la real rondará el 50%.

En el plazo fijo sucede esto mismo: al cabo de un año de inversión obtenemos alrededor de un 37% nominalmente, pero, debido a que la inflación estimada supera el 45%, el resultado real sería negativo. En otras palabras, ganaríamos pesos, pero perderíamos poder adquisitivo producto de la suba generalizada de precios que golpea a la Argentina desde tiempos inmemorables.

Falta de liquidez

El segundo problema del plazo fijo se relaciona con su falta de liquidez. Salvo excepciones, el plazo fijo se realiza por un periodo mínimo de 30 días, lo que significa que no podremos utilizar el dinero por un mes. De esta forma, si a mitad del camino necesitamos realizar alguna compra con el capital invertido, no podremos conseguirlo, o sí, pero a cambio de un costo.

A su vez, debido a que en nuestro país la variable de la devaluación del peso argentino frente al dólar tiene un papel importante en la economía, un inversor de plazo fijo se vería con las manos atadas en un escenario de salto cambiario. Básicamente, no podría salir a comprar dólares en caso de una fuerte suba ya que tendría el dinero depositado en un plazo fijo.

Alto costo de oportunidad

En economía, el término costo de oportunidad hace referencia a lo que se podría haber realizado con el dinero que estamos utilizando. Por ejemplo, si tenemos pensado comprar un kilo de pan, el costo de oportunidad podría ser comprar una bebida energizante, ya que ambos bienes cuestan prácticamente lo mismo.

El problema del plazo fijo es su alto costo de oportunidad, lo que significa que con el dinero invertido en esta herramienta podríamos obtener un mejor retorno o una prestación superior, ya sea a través de un fondo común de inversión que devuelva el mismo retorno, pero con mayor liquidez o mediante alguna otra alternativa de inversión que supere a la inflación.

Como se puede apreciar, invertir en plazo fijo no es una buena alternativa. De haberlo hecho durante una década, habríamos perdido prácticamente el 100% de nuestro poder adquisitivo.

 

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?