Los autos en Argentina cuestan hasta un 70% más caro que en otros países

Los autos en Argentina cuestan hasta un 70% más caro que en otros países

Se lanzó el nuevo Peugeot 208 GT. Llega importado de Europa. Su precio en la Argentina es $4.454.628, unos u$s44.900 mientras que en Francia se consigue por u$s28.600 y en Chile por u$s26.300. Poo superar los $2.500.000, entre otros tributos, debe pagar impuesto al "lujo"

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Aunque ya sea un hecho conocido, no deja de sorprender. La presión impositiva genera que los argentinos deban pagar por cualquier producto mucho más de lo que vale en el exterior.

En el sector automotor, esa teoría se comprueba en la práctica. Del precio de venta de cada 0 kilómetro que se comercializa en el país, el 54% corresponde a impuestos. Ese es el piso tributario. A partir de ese nivel, la carga fiscal se va incrementando, según el origen de los vehículos y su posicionamiento en el mercado.

Un buen ejemplo es el caso del Peugeot 208 GT presentado el lunes pasado en el país.

Se ofrece en dos versiones con precios de $4.454.627 y $4,462.545. Al cambio oficial de hoy, representan unos U$S44.900.

Si se compara a con otros países, la diferencia es abismal. En Francia, su precio inicial es de U$S28.600 por lo que, en la Argentina, su valor sube 60% para el consumidor.

Pero no hay que irse tan lejos para ver las distintas realidades. En Chile, se consigue por U$S26.300, es decir, que de este lado de la cordillera cuesta 70% más.

Es cierto que a la cotización del "blue" su valor es menor, unos 29.600 dólares "billete", pero no es el tipo de cambio que se utiliza para importar. De todas maneras, aún con esa ventaja cambiaria, sigue siendo más caro que en Francia o Chile.

Este modelo del grupo Stellantis sufre dos cargas tributarias que hace que la presión fiscal sea mayor al 54%. Por un lado, como se trata de un modelo que llega importado fuera del Mercosur – se produce en Europa – tiene que pagar un arancel del 35%.

El otro peso que soporta, por la voracidad estatal, es el pago de la primera escala de Impuestos Internos. Hasta fin de mayo, todos los modelos por arriba de los $2.500.000  deben tributar lo que se conoce como impuesto al “lujo”.

Este gravamen tiene una alícuota impositiva de 20% pero, por la forma de cálculo, implica que los precios de los 0km alcanzados se encarezcan 25%.

A partir de junio, la base imponible pasará a unos $2.900.000 de valor al público.

El Peugeot 208 se produce en la Argentina y, en algún momento, se evaluó la posibilidad de fabricar estas dos versiones, que son el tope de gama, en el país pero la empresa decidió no hacerlo por los altos costos.

Los 208 GT y GT-Line son versiones más potentes del modelo de la marca francesa. Llegan con motor 1.2 turbonaftero de 130 CV y caja automática de seis velocidades.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?