Los riesgos de invertir en criptomonedas

Los riesgos de invertir en criptomonedas

Comprar bitcoin u otros activos digitales tiene una serie de riesgos que deben ser contemplados para no sufrir una mala experiencia.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Comprar criptomonedas es una actividad que está de moda. Desde jóvenes sin experiencia en la compraventa de activos financieros hasta veteranos de la industria, toda clase de persona está invirtiendo u operando estos nuevos activos digitales. Sin embargo, no muchos conocen los riesgos que conllevan y qué tan perjudiciales pueden llegar a resultar.

Alta volatilidad

Las criptodivisas como bitcoin, ether o dogecoin cuentan con una elevada volatilidad. Esta característica significa, en simples palabras, que el activo puede variar de precio de forma brusca en cortos periodos de tiempo.

Por ejemplo, en enero de este año, bitcoin cayó un 31% en 14 días. Posteriormente, tras una suba del 100%, volvió a iniciar una etapa bajista que acumuló una caída del 26% en solo una semana. Luego, tras un incremento de precio del 43%, bajó otro 18% y, actualmente, está sufriendo una caída que ya lleva cerca de un 35%. Estos importantes cambios porcentuales se deben a su alta volatilidad.

Lógicamente, si no tuviera tanta volatilidad, bitcoin no gozaría de sus impactantes crecimientos, sin embargo, no todas las personas están dispuestas a que su capital fluctúe de manera tan frenética.

Poca regulación

A diferencia de lo que sucede con brókers financieros e instrumentos tradicionales como acciones o bonos, no todos los exchanges de criptomonedas están regulados por todos los países y no todos los intermediarios cuentan con seguros en caso de perder dinero líquido ante una eventual situación de quiebre.

Aunque puede sonar poco relevante, lo cierto es que es importante saber que el capital de un inversor estará resguardado ante una posible falla administrativa o humana. Además, la gran mayoría de los “inversores” que compran criptomonedas solo se guían por las plataformas que manejan y no conocen el verdadero funcionamiento de las billeteras virtuales para activos digitales.

Cierta complejidad

Al igual que muchas otras clases de activos financieros, las criptomonedas deben ser estudiadas de manera profunda ya que cuentan con cierta complejidad. Aunque muchas carecen de fundamentos por los cuales se pueden interpretar sus comportamientos, al menos la oferta y la demanda deberían ser factores a contemplar mediante herramientas como el análisis técnico.

De lo contrario, la ganancia resulta una cuestión de suerte, como ir al casino. Lo mismo sucede con las “alertas” ofrecidas por algunos “influencers” o por los servicios de recomendación de ciertos “especialistas”. Siempre es importante realizar análisis propios y tomar una decisión de inversión en base a ellos.

Dicen que las criptomonedas llegaron para quedarse y que son el futuro. Aunque aún no hay nada confirmado, es recomendable conocer sus características para operarlas correctamente y no sufrir grandes pérdidas de dinero.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?