Consejos para invertir en acciones argentinas

Consejos para invertir en acciones argentinas

El mercado local cuenta con una serie de particularidades que deben ser contempladas para poder ganar dinero de forma sostenida.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

A diferencia de otros mercados financieros, el argentino cuenta con alta volatilidad, está muy influenciado por factores políticos, no crece con el paso del tiempo y se opera con una moneda que sufre de constante inflación y devaluación frente a las principales divisas del mundo. Debido a estas particularidades, para comprar acciones locales y no fracasar en el intento hay que seguir una serie de pautas.

Medir los retornos en dólares

Para operar correctamente en Argentina, es fundamental medir los retornos y analizar los activos en dólares. Producto de la constante pérdida de valor del peso en comparación con la moneda estadounidense, la evolución de las acciones no puede interpretarse correctamente si no está medida en una moneda sólida y estable.

Además, la única forma de saber si obtuvimos una ganancia real es contemplando las cifras en dólares, ya que puede suceder que logremos, por ejemplo, un 30% de retorno, pero, si en el mismo periodo la inflación fue del 45%, significa que perdimos.

Seguir la tendencia

La técnica de “buy and hold” o “comprar y mantener” no funciona con acciones argentinas. Debido a la alta volatilidad del mercado y la constante incertidumbre política, económica y social, el mercado local no crece con el paso del tiempo, por lo que mantener en cartera durante muchos años una acción argentina puede representar una grave pérdida de poder adquisitivo.

La forma de operar correctamente para tratar de ganar dinero es siguiendo la tendencia, lo que significa que hay que tratar de comprar cuando los precios están más bajos de lo normal y vender cuando están por encima de la media. Lamentablemente, es un mercado para “traders” y no para “inversores”.

Utilizar coberturas

Al sufrir de bruscos cambios de precios, se recomienda aprender a armar estrategias de coberturas con opciones financieras. Estos instrumentos representan la posibilidad, pero no la obligación, de comprar o vender un activo en un periodo futuro a un determinado precio.

De esta forma, por ejemplo, podremos comprar una acción “A” a $100 y garantizarnos venderla a, por ejemplo, $85 pagando una prima de $5. Así, depositamos inicialmente $105 pero no perderemos dinero si la acción cae por debajo de $85.

Aunque las opciones requieren de ciertos conocimientos y no son recomendables para todos los perfiles de inversor, las estrategias de cobertura como la mencionada anteriormente no son riesgosas.

Siguiendo esta serie de pautas, comprar acciones argentinas podrá llegar a ser rentable, independientemente de los cientos de problemas que golpean al país.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?