Se frena la demanda y vuelven descuentos para comprar autos

Se frena la demanda y vuelven descuentos para comprar autos

Hasta hace pocas semanas, todo el mercado automotor se encontraba con un importante desabastecimiento y una demanda sostenida. En las concesionarias, aseguran que se está llegando a un equilibrio, especialmente en el de los 0km más chicos. Aparecen bonificaciones y financiación.

Horacio Alonso

Horacio Alonso

En las últimas semanas, el mercado automotor muestra un cambio importante. Ni la demanda es tan fuerte, como meses atrás, ni la oferta está tan desabastecida, como a comienzos de año.

Es cierto que hay faltantes de modelo pero cada vez son menos. La escasez se produce, especialmente, en el segmento de los importados de gama media y alta. Así lo aseguró Hugo Belcastro, presidente de la cámara que agrupa a los distribuidores de marcas no radicadas (CIDOA): “la demanda y la oferta está equilibrada y ya no hay desabastecimiento, salvo en casos puntuales del segmento premium.”

El dato se confirma con la política comercial que están tomando las terminales y concesionarias. Mayo llegó con algo impensado pocos meses atrás: descuentos.

En las automotrices se está generalizando la política de bonificaciones en los modelos del segmento chico. Este es un cambio importante ya que todo el mercado se regía por la aplicación de sobreprecios ante una oferta reducida; en cambio, ahora, se empiezan a ver incentivos para atraer clientes.

Volkswagen, la marca que lidera el mercado tradicionalmente, tiene bonificaciones en todos los modelos de gama baja como Up. Gol, Polo y Virtus. A partir de ahí, o no las ofrecen o es más selectiva. En las concesionarias Chevrolet reconocen que se vende todo a precio de lista y que bajaron adicionales por una disminución general de la demanda.

En las agencias de Renault, señalan que hay descuento en los modelos en stock de 4%. Situaciones parecidas se repiten en otras marcas, como las del Grupo Stellantis.

Otro elemento que refuerza esta tendencia es la aparición de distintos planes de financiación que empezaron a ofrecer la mayoría de las terminales, con tasas de interés atractivas, en relación a la inflación.

Es posible que quienes visiten las concesionarias, en busca de algún modelo en particular, no encuentre beneficios. Es cierto. Eso se debe a que el comportamiento del mercado no es parejo. Muchos vehículos importados por las marcas generalistas, especialmente los que vienen de Brasil, todavía presentan una oferta restringida. Hay que recordar dos cosas: por un lado, las automotrices tienen una limitación de divisas que dispuso el Gobierno pero, también, los problemas sanitarios en Brasil no permitieron, hasta ahora, que las plantas de ese país lleguen a producir al ritmo prepandemia.

Algo similar sucede con las fábricas argentinas que, en varios casos, vienen corriendo de atrás a la demanda.

Sin embargo, también en los productos nacionales se empieza a sentir que se está llegando a un equilibrio. La diferencia puede estar dada por Toyota que está con fuerte presión para exportar por los pedidos externos.

“El mercado se empezó a enfriar a mediados de abril y sigue en lo que va de marzo. Estamos entrando a un escenario más lógico, donde a que buscar al cliente” explicaron en una concesionaria.

Se aludía a lo que vino marcando el ritmo del sector, desde los últimos meses del 2020 y los primeros del año actual. La falta de autos y la brecha cambiaria, que alentaba el consumo, hizo que hubiera más compradores que unidades disponibles y los vendedores podían darse el lujo de rechazar clientes. Hoy, la diferencia entre el valor del dólar oficial y el "blue" ya no es tan atractiva.

Estos descuentos que, por ahora, se muestran en determinados segmentos y modelos, es el primer indicio de una cambio de clima. La situación sanitaria, los aumentos de precios (se viene a un ritmo de 7% mensual que se hace insostenible para el poder adquisitivo de la mayoría de los argentinos) y el clima preelectoral, están jugando en contra del consumo.

Según estimaciones del sector, el stock del mercado se ubica en 64.000 unidades, lo que significa un volumen normal ya que equivalen a dos meses de ventas, al ritmo actual.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?