La pesada herencia y el incierto futuro

La pesada herencia y el incierto futuro

La complicada situación económica complicó especialmente al sector del turismo.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

Las consecuencias económicas de la pandemia han caído como una gota más -un manguerazo más bien- en el rebosante vaso del despropósito financiero del que no termina de librarse la Argentina.

Aunque de momento se está logrando pactar con los principales prestadores del país -el FMI publicó el pasado mes una nota de prensa en la que se hacía hincapié en la estrecha colaboración entre funcionarios del FMI y los agentes sociales y las autoridades argentinas con el fin de lograr cumplir los objetivos de todos de la forma más satisfactoria posible- la situación va de complicada a devastadora si repasamos la situación de los distintos sectores económicos y la situación de los activos financieros más demandados.

Fronteras abiertas y Sellos de Viaje Seguro

El sector turístico argentino -y mundial- ha sido uno de los que ha sufrido el golpe más duro dado que la crisis ha sido del tipo pandémico y no meramente económico, y ya que son gran cantidad los negocios distintos que están en riesgo de perderse, desde las agencias de venta de paquetes vacacionales, hasta las compañías aéreas, desde las cafeterías y restaurantes, hasta los hoteles y demás establecimientos de hospedaje, y para tratar de salvar la situación, el Consejo de Viajes y Turismo (WTTC por sus siglas en inglés) lanzó el Sello de Viaje Seguro, que busca reforzar el sentimiento de seguridad del turista y la implementación de medidas para proteger a clientes y empleados, siendo conscientes de la imposibilidad de lograr una protección del cien por cien.

Argentina obtuvo su Sello de Viaje Seguro el pasado mes de octubre, pero a pesar de ello el WTTC estima que para finales de año las pérdidas superarán los cinco billones de dólares, y la destrucción de empleos se situará cerca de los doscientos millones (todo esto a nivel mundial), peores noticias si cabe si tenemos en cuenta que el peso del turismo en el PIB de Argentina es uno de los más altos del mundo.

Construcción y servicio doméstico, los otros oficios más golpeados

Durante lo más duro de la pandemia dos de los sectores profesionales que más dificultades han tenido para ejercer su labor han sido el de la construcción y el de los trabajadores del sector doméstico, junto con los ya mencionados trabajadores de la hostelería, los viajes… Lógico si tenemos en cuenta que su trabajo requería o bien romper la cuarentena, o bien una cercanía social del todo incompatible con las medidas que las autoridades sanitarias consideran necesarias para cortar de raíz el número de contagios, pero que a pesar de ser necesarias terminarán devengado en una caída histórica del PIB y del número de empleos en nuestro país.

Se complica la obtención de dólares

Todos estos factores, unidos al hecho de que la crisis es mundial, y a que la Argentina ya venía de su propia crisis financiera, han hecho que el flujo de divisas fuertes haya disminuido de forma significativa (cada ciudadano argentino solo puede obtener doscientos dólares al mes, y ello con una carga impositiva cada vez mayor).

Otras formas de especular o invertir, como el trading de Forex con Plus500 o la compra de oro con fines de ahorro (la compra de oro ha crecido fuertemente desde que se han endurecido las medidas de compra de dólares) no son actividades tan gravadas por impuestos gubernamentales como la adquisición de la divisa norteamericana, aunque tienen sus propios riesgos y sus propias características, en el trading por ejemplo hay que tener en cuenta que apalancamiento y volatilidad se unen para, no solo hacer posibles más beneficios potenciales con una inversión relativamente más pequeña si las cosas van a favor, sino que también aumentan mucho el riesgo de sobrevenir en pérdidas de capital que pueden ser muy altas. También es necesario conocer el activo financiero con el cual se va a realizar trading, ya que no es lo mismo utilizar el Forex, que las criptomonedas, las materias primas o las acciones.

El oro por su parte solo puede comprarse en el país en un banco, el Banco Ciudad, y debe ser oro acuñado en la Argentina. A pesar de ello, y como ya hemos dicho, su demanda se ha disparado desde que adquirir dólares se ha hecho cada vez más difícil… y caro.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?