Ruggeri se quebró al aire: el desahogo del Cabezón luego de la muerte de su gran amigo Diego Maradona

Ruggeri se quebró al aire: el desahogo del Cabezón luego de la muerte de su gran amigo Diego Maradona

Oscar Ruggeri habló en el programa en el que es columnista y se quebró en vivo dos días después de la muerte de Diego Armando Maradona, compañero suyo en la Selección y gran amigo luego de ganar el Mundial de México 1986.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Oscar Ruggeri habló en el programa de ESPN conducido por Sebastián Vignolo en el que es columnista y se quebró en vivo dos días después de la muerte de Diego Armando Maradona, compañero suyo en la Selección y gran amigo luego de ganar el Mundial de México 1986, relatando cómo vivió la despedida del 10.

"Te cuesta llorar y desahogarte. Yo venía bien hasta que vi el auto y vi que ponen el cajón con su nombre. Reaccioné cuando vi que el cajón decía Diego Armando Maradona. Hasta ahí no creía. Empecé a llorar solo. Cuando vi el nombre en el cajón me fueron cayendo las fichas”, reveló el ex compañero y amigo personal de Maradona.

Ruggeri hizo una dolorosa reflexión, visiblemente conmovido. "¿Por qué estos tipos genios se mueren solos y jóvenes? Estos tipos que dieron tantas alegrías. Escucho decir a todos 'qué feliz nos hizo'. Y yo era feliz de verlo también. Cuando él pisaba la cancha era la sonrisa. Les pregunté a muchos y decíamos lo mismo, que tenía una cara de paz, de paz enorme. De 'ya está'. De felicidad en la cara. Una sonrisa". También confesó que le llegó una imagen editada del Tata Brown, Cuciuffo, el profe Echeverría, el utilero y el masajista que lo emocionó: "El destino nos va juntando a todos otra vez allá en otro lugar".

El Cabezón lo homenajeó y también reconoció las bondades que Maradona tenía como capitán de la Selección argentina en las concentraciones. Desde manejarse como "uno más" hasta comprándoles obsequios a sus compañeros. "Gracias Dios por haberme permitido estar con él y todos los demás", agregó.

Finalmente, el ex defensor reconoció que dudó en asistir al programa pero se convenció al creer que era lo mejor hablar de Diego para tenerlo presente. "Es de locos. Estaba sentado acá el otro día y cuando vi las tres ambulancias en la casa por dentro dije 'uy, mierda'. Yo creía que a este no le podía pasar nada. Después de las cosas que le habían pasado, digo 'a este no le puede pasar nada'. No podía pasarle nada porque era el capitán, el tipo que nos indicaba adónde teníamos que ir".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?