Un mendocino probará los trajes que podrían usar los próximos astronautas

Marcos Bruno hará junto con tres jóvenes latinoamericanos una experiencia de inmersión en un hábitat de North Dakota para facilitar el desempeño de los próximos viajeros espaciales. Buscan conocer el estado cerebral de los tripulantes en situaciones de crisis y probar los trajes diseñados por el argentino Pablo de León

angie tonelli

Marcos es mendocino y viajará a North Dakota para probar trajes espaciales

Gentileza Marcos Bruno

Un mendocino viajará la próxima semana a North Dakota para probar trajes espaciales y facilitar el desempeño de los próximos viajes a Marte y la Luna. Se trata de Marcos Bruno, quien ya ha participado en otras experiencias de simulación marciana. Fue invitado por Pablo de León, el líder argentino del Human Spaceflight Laboratory.

El mendocino fue invitado por el ingeniero Pablo de León / GENTILEZA HUMAN SPACEFLIGHT LABORATORY - UND

El 27 de septiembre este mendocino subirá a un avión para llegar al Hábitat Inflable Lunar-Marte (ILMH) para pasar dos semanas de inmersión total. En ese lugar Marcos hará diversas pruebas para conocer el estado cerebral de los tripulantes en situaciones de crisis y probar los trajes diseñados por De León.

Estas pruebas ya han sido realizadas por otros estudiantes y profesionales, pero en esta ocasión la tripulación estará conformada únicamente por latinoamericanos. Además de Marcos, participarán otros jóvenes: Danton Bazaldua de México, David Mateus de Colombia y Atila Meszaros de Perú.

Vivirán esa experiencia cuatro jóvenes de México, Argentina, Colombia y Perú / GENTILEZA HUMAN SPACEFLIGHT LABORATORY - UND

Los experimentos se harán en un espacio de la Universidad de Dakota del Norte diseñado especialmente para la ocasión. Allí hay cinco módulos inflables conectados entre sí por túneles en los que se pueden desarrollar diversas actividades. En ese lugar los cuatro estudiantes latinoamericanos harán actividades extra vehiculares (EVA) para extraer muestras de suelo y rocas y además, simular reparaciones.

El Hábitat Inflable Lunar-Marte (ILMH) tiene 5 módulos / GENTILEZA HUMAN SPACEFLIGHT LABORATORY - UND

Según indica el Sistema universitario de Dakota del Norte en su web, los cinco módulos del ILMH incluyen un espacio central para comer y dormir, un módulo de producción de plantas, un módulo de ejercicios, un módulo de laboratorio de geología y microbiología y un módulo de EVA con un taller.

Durante la inmersión buscan analizar además, actividades mentales, físicas y cognitivas de los tripulantes en los momentos del viaje. En esos momentos, según explicó Bruno, deben usar cascos ECG que miden las ondas cerebrales. Durante experiencias de ese tipo, pueden tener picos de estrés dadas las circunstancias que dificultan la resolución de problemas y que llegado el caso pueden perjudicar las misiones. Por este motivo, las pruebas que se hacen en Tierra permiten prever los posibles desafíos que surjan en el espacio.

“La rutina será ardua” dijo el mendocino a MDZ y explicó que “incluye experimentos, ejercicio físico y también algunos momentos libres”. Para esas ocasiones piensa llevar consigo libros, apuntes de la universidad (estudia Ingeniería Mecatrónica) y su ukelele, “es el instrumento más pequeño que tengo y lo llevo para no perder la costumbre de tocar”.

Un argentino clave para el próximo viaje a la Luna

La próxima misión lunar se conoce como Artemisa y tendrá lugar en 2024. Para ese entonces se necesitarán trajes espaciales adaptados a las características de los lugares a los que llegarán que son muy diferentes a las de la Tierra. Según la revista Tangible, las prendas de los astronautas no se actualizan desde los años 70 y en ese sentido el argentino Pablo de León puede llegar a hacer historia.

De allí la importancia del lugar que visitará Marcos la próxima semana. El Inflatable Lunar and Mars Habitat del Human Spaceflight Laboratory pertenece a la Universidad de North Dakota y está financiado por la NASA. Es dirigido por Pablo de León, el ingeniero aeroespacial argentino que ha diseñado dos trajes que podrían ser usados en Marte y la Luna, que podrían ser los uniformes de los tripulantes del Artemisa y que ahora probará Marcos Bruno.

Pablo de León es el ingeniero aeroespacial y diseñador de esos trajes / Gentileza Human Spaceflight Laboratory - UND

Una experiencia "de otro planeta"

Marcos fue invitado por el mismo Pablo de León quien lo llamó personalmente para ofrecerle esa posibilidad. “Fue muy loco” dijo el joven en conversación con este medio, “estaba charlando con una amiga sobre la experiencia de simulación marciana de la Mars Society” adonde fue en 2016, “le dije que me encantaría volver a ir y, fue increíble, pero a las dos horas recibí un llamado y era Pablo proponiéndome esta aventura”.

Marcos participó en 2016 en una experiencia de simulación marciana de la Mars Society / gentileza Marcos Bruno

“Yo veo como un honor que Pablo me haya invitado” dijo Marcos. Ellos se conocieron en un congreso espacial en la que de León era el organizador. Allí intercambiaron contactos y se encontraron tiempo después y por casualidad cuando Marcos viajó al Lollapalooza.

Los gastos del viaje deben ser cubiertos por cada participante, pero el de Marcos Bruno es financiado por la Universidad Nacional de Cuyo donde es alumno. “Lo veía complicado para viajar por el gasto del pasaje”, pero luego consiguió el apoyo de la Uncuyo, por lo que el mendocino está “muy agradecido con ellos” ya que le permitirán vivir esa experiencia única.

La inmersión será realmente de otro planeta y les permitirá sentirse en el espacio, pues las condiciones están dadas para que así sea. Desde niño el lujanino sueña con ser astronauta por lo que estas experiencias lo acercan a esa realidad deseada. “Creo que no debe haber nada mejor que ver desde el cielo nuestra casa que es la Tierra, no podría haber mejor experiencia que esa” remató.

Marcos pasará dos semanas en el ILMH / GENTILEZA HUMAN SPACEFLIGHT LABORATORY - UND
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?