Caso Bento: la insólita defensa al juez por parte de un medio K

Caso Bento: la insólita defensa al juez por parte de un medio K

Soslayando que el fiscal de la causa ha sido amenazado de muerte y privilegiando la tesis del "lawfare" por sobre las pruebas que comprometen al imputado, una publicación identificada con el kirchnerismo salió a bancar al protagonista del mayor escándalo de corrupción de Mendoza. Debate.

MDZ Política

MDZ Política

Los ritmos del periodismo no siempre permiten contemplar todos los puntos de vista sobre un asunto, es cierto. Pero lo lamentable es que la dinámica polarizada que gravita en los medios -tanto en los que se identifican con el kirchnerismo como en los de la llamada "oposición"- impulse a reproducir sin matices información que obedece a plantillas ideológicas previas

Es lo que parece haber ocurrido con una nota de El Destape que se titula Mendoza: denuncia y escándalo por una movida del gobierno de Juntos por el Cambio para desplazar a un juez electoral. El artículo repasa punto por punto la postura del juez acusado de liderar una asociación ilícita que cobraba coimas en la Justicia Federal, y lo hace con una ingenuidad conmovedora o bien con una importante dosis de cinismo, no queda del todo claro.

"El juez con competencia electoral en Mendoza, Walter Bento, denunció una grave maniobra llevada adelante por Cambiemos que, según sus dichos, busca desplazarlo de su cargo", se lee en el texto. Y más adelante: "el magistrado (...) apuntó duramente contra la maniobra: 'Soy víctima de un caso de lawfare concebido por un inescrupuloso fiscal, un juez de primera instancia y ciertos jueces de Cámara'".

La tesis de Bento -reproduce El Destape- es que la investigación que lo tiene en el centro es una operación de la "mesa judicial de Macri" y que el fiscal Dante Vega presiona a detenidos "para que se arrepientan".

Sería interesante, siguiendo esa línea argumentativa, verificar si Bento -un magistrado que supo pasar dos de cada diez años viajando por el exterior y que se mueve entre autos de alta gama y barrios privados- representa los intereses populares al punto de que se justifique llamar "lawfare" a una imputación en su contra.

El artículo que reproduce la perspectiva de Bento.

Pensamiento automático

Más allá de las anteojeras de cada unx, sería útil preguntarse también por qué no hay ni una sola figura del kirchnerismo mendocino que salga a defender públicamente a Bento. O indagar en los motivos por los que el juez no sólo salió a pedir ayuda a sus conocidos peronistas sino que puso idéntico entusiasmo para tantear a sus contactos de JxC cuando la cosa se le empezó a complicar. 

Además, la visión simplista del artículo desprecia de un plumazo el trabajo que desde hace meses vienen haciendo periodistas de Mendoza, tanto en este como en otros medios, en pos de que se descubra la verdad. Profesionales de la más variada extracción ideológica se han animado a destacar que las ramificaciones del caso Bento podrían extenderse a figuras de todo el arco político, importantes empresarios y funcionarios de diverso signo.

Y encima la situación en Mendoza no está para lecturas superficiales. El fiscal Dante Vega tiene custodia policial permanente porque un acusado dijo que lo iba a asesinar a balazos. Nada menos.

Por último, Bento está siendo investigado por supuesta asociación ilícita, cohecho pasivo (coimas), lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Eso no significa que sea culpable, desde luego. Se sabe: todo ciudadano es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Pero bregar para que se frene la investigación sobre un magistrado al que incluso importantes organizaciones de derechos humanos han salido a cuestionar es, como mínimo caer en un ideologismo muy alejado de las mejores tradiciones militantes.

Los tiempos que vive la Argentina exigen un debate más sutil y menos maniqueo. Y el funcionamiento de la Justicia y de la razón, en todo caso, no debería postergarse hasta que pasen las elecciones. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?