Terremoto en la Justicia Federal: diez datos fundamentales sobre la causa de las coimas

Terremoto en la Justicia Federal: diez datos fundamentales sobre la causa de las coimas

La noticia judicial y política de la semana fue la imputación del juez federal con competencia electoral Walter Bento, quizá el magistrado más poderoso de la provincia. En esta nota, el repaso sobre datos duros que marcan los ejes de un caso caliente.

Jorge Caloiro y Facundo García

A partir de la imputación de Walter Bento y de otras 14 personas en la causa que investiga presuntas coimas en la Justicia Federal de Mendoza, mucho se ha escrito y mucho más se escribirá. Este jueves las defensas pudieron conocer las acusaciones y es de esperar que en las próximas jornadas se pongan al día sobre los detalles del expediente.

Pero tal como están las cosas, hay algunos datos duros que vale la pena repasar para entender por dónde van las sospechas y hacia adónde apunta la pesquisa que lidera el fiscal Dante Vega en la causa a cargo del juez Eduardo Puigdéndolas.

A continuación, las precisiones:

  • 15 años hace que Bento es juez federal de Mendoza. Más precisamente desde el 20 de septiembre de 2005. No obstante, ya en 1992 era secretario.
  • 2 de sus 3 hijos trabajan en el Poder Judicial, al igual que su esposa. $1.766.302 pesos es lo que la familia cobra por mes en salarios que salen de las arcas oficiales.
  • $5.843 pesos mensuales es el monto de una asignación familiar por hijo con discapacidad que -de acuerdo con la investigación- se les acredita desde 2016. Fuentes indican que se trata de un beneficio renunciable.
  • 4 vehículos de alta gama están a nombre de alguno de los integrantes del entorno de Bento. Y 7 propiedades en barrios exclusivos es lo que se encuentra en estos momentos dentro del patrimonio familiar. 
  • Más de 300 causas de la Justicia Federal fueron analizadas por la fiscalía para desarrollar su acusación, de las cuales por lo menos 6 arrojaron situaciones sospechosas, todas dentro del Juzgado Federal Número 1 a cargo de Bento.
  • 265 llamadas de Telegram existieron entre el teléfono oficial del juez Walter Bento y el de su presunto puntero, Diego Alfredo Aliaga, entre el 10 de septiembre de 2018 al 5 de marzo de 2019 (siete meses). En julio de 2020, Aliaga desapareció: hallaron su cuerpo enterrado en Costa de Araujo mucho más tarde. 
  • 800.000 dólares es la cifra mayor de dinero que -se cree- puede haberse pagado a cambio de beneficios, excarcelaciones, etc. El dato está por verificarse y hay diversas versiones. De todas formas, el monto mencionado figura en una foto que le envía Martín Ríos -en teoría, parte de la banda- a la supuesta mano derecha de Bento, Diego Aliaga, en octubre de 2019. En otros casos se habla de montos más pequeños, incluso a partir de 2500 dólares.
Una de las "cuentas" que se enviaban los sospechosos. 
  • 761 días fuera del país pasó Bento desde 2007 hasta la mitad de 2017. Eso equivale a más de 2 años enteros. Y todo mientras seguía en funciones.
  • Hay 15 imputados: el juez federal Walter Bento como jefe de la banda y por presunto lavado y enriquecimiento ilícito. Su esposa, Marta Boiza, por enriquecimiento y lavado. A ellos se suman tres abogados: Luciano Ortego, Martín Ríos y Matías Aramayo, todos detenidos y señalados como integrantes de la asociación ilícita. Luego están los acusados de haber pagado coimas o de haber participado en el proceso: Walter Bardinella Donoso (detenido), su pareja Jessica Miere, Mariano Enrique Castro, Leandro Cirot, Eugenio Javier Nasi (detenido), Javier Santos Ortega (detenido), Juan Carlos Molina (detenido), Marcos Adrián Calderón (detenido) y Omar Armando Rodríguez (detenido). Por último, se citará a los acusados por falso testimonio Juan Ignacio Aliaga y Luis Francisco Álvarez.
  • Las hemorroides no son un número, obviamente, pero se cuenta entre los motivos más notables por los que el juez Bento habría otorgado prisiones domiciliarias.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?