Guaymallén: cae pareja especializada en usar inhibidores de alarmas

Guaymallén: cae pareja especializada en usar inhibidores de alarmas

Ayer, efectivos de la Policía capturaron a dos personas sospechadas de haber robado vehículos utilizando esos dispositivos. Además se les encontró marihuana, guantes de látex y gas pimienta. Detalles sobre la forma en que operan este tipo de delincuentes. ¿Cómo evitarlos?

MDZ Policiales

MDZ Policiales

En el marco de  una investigación realizada con el fin de recuperar vehículos robados, un hombre y una mujer fueron detenidos este lunes en Guaymallén. Se les encontraron coches, marihuana, guantes de látex y gas pimienta, entre otros elementos.

Los investigadores venían siguiendo el rastro de unos delincuentes que aparentemente utilizaban dispositivos electrónicos para concretar sus robos. Por eso se ordenaron dos allanamientos, uno en el Barrio Favaro y otro el Barrio Virgen del Carmen.

Al irrumpir en las propiedades, los uniformados hallaron un Chevrolet Cruze que había sido sustraído a principios del año pasado, más un Toyota Corolla que tenía pedido de secuestro desde diciembre. Los dos rodados tenían patentes falsas.

A veces, en el apuro, las víctimas se olvidan de métodos básicos para no caer en la trampa

En el procedimiento se encontraron con dos inhibidores de alarmas tipo radio portátil; y en el interior del  automóvil Cruze se toparon con bolsas de consorcio con plantas y hojas de marihuana con un peso total de 30 kg.

También se incautaron dos cheques, un teléfono celular, guantes de látex y un gas pimienta. El hombre y la mujer quedaron detenidos a disposición de la UFI Automotores y el Juzgado Federal en Turno.

Cómo funcionan los inhibidores

Antes que nada, hay que aclarar que la mejor forma de evitar este tipo de delitos es chequear que las puertas de los rodados hayan quedado cerradas. A veces, en el apuro, las personas se olvidan de ese método básico.

En general los ladrones usan los inhibidores de la siguiente manera: cuando el dueño del auto está bajando y activa la alarma, el delincuente interrumpe la señal. Entonces la víctima se aleja, sospechando que el coche ha quedado protegido. Pero el auto ya está a merced del ladrón, que puede acechar a decenas de metros de distancia

Por lo general, los atacantes se sirven de handys a los que les modifican la frecuencia, incluso de manera "artesanal". Así, el aparato se superpone con la emisión de las alarmas y la altera. 

Los cacos usan el mecanismo con rodados chicos pero a veces también con camiones que tienen vigilancia satelital, para que no salte el alerta. Mercado aparte son los inhibidores profesionales, que tienen un mecanismo más avanzado pero a su vez son mucho más caros.

 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?