Mendocina muerta en una comisaría puntana: el gobierno nacional será querellante

Mendocina muerta en una comisaría puntana: el gobierno nacional será querellante

Florencia Magalí Morales (39) fue hallada sin vida en una seccional de Santa Rosa del Conlara el 5 de abril de 2020, en plena cuarentena. Supuestamente se suicidó. Pero varios detalles de la causa generan dudas, por lo que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación decidió meterse en el asunto.

Facundo García

Facundo García

Las circunstancias que rodean a la muerte de la mendocina Florencia Magalí Morales (39) en un calabozo de Santa Rosa del Conlara (San Luis) siguen despertando interrogantes. En su entorno, de hecho, creen que pudo ser un asesinato: la mujer fue hallada sin vida, aparentemente ahorcada con el cordón de un buzo con capucha, dentro de la comisaría 25° de la mencionada ciudad. La autopsia habría tenido irregularidades y no está claro cómo y cuándo ocurrió su deceso.

Al principio dijeron que se había suicidado. Se sabe que Florencia Magalí conocía a algunas personas de esa seccional, que tuvo algún tipo de discusión previa y que los primeros reportes especificaban que se la detuvo "por violar la cuarentena y resistirse a la autoridad". Pero -otra vez- esos datos generan desconfianza.

Florencia llegó en su bici a las inmediaciones de la seccional

Por eso a los abogados que representan a la familia, Federico Putelli y Santiago Calderón Salomón, se les sumará en breve como querellante la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. La dependencia presentó recientemente un escrito ante el juez Jorge Pinto para constituirse como parte en la causa.

Una de las marchas para pedir justicia.

Sin imputados

En Santa Rosa del Conlara casi todo el mundo se conoce. Es uno de esos sitios en los que al ir por la calle las caras se adivinan rápido, o al menos resultan familiares.

Las cámaras de seguridad de un banco muestran que aquel 5 de abril por la mañana Florencia llegó en su bici hasta las inmediaciones de la Comisaría 25ª y tuvo un intercambio de palabras con un comisario. Se ve que algo no le gustó, porque dejó tirada su bicicleta en el asfalto y entró por sus propios medios a la seccional. 

Horas después murió adentro de un calabozo y, según un testigo, tras gritar varias horas.

"Podría iniciarse una causa internacional contra el Estado argentino..."

Hasta la fecha no hay policías imputados. Eso, sumado a que se han hecho repetidas advertencias sobre supuestas irregularidades en la recolección de pruebas, puede haber motivado la intervención de la Secretaría. 

La familia de Morales exige que sean citados a indagatoria todos los policías que pasaron ese día por la comisaría. Anteriormente ya declararon 4 hombres y 3 mujeres que estaban en la guardia, pero aparentemente no surgió de esos testimonios ningún resultado contundente.

Por otro lado, la defensa pide que se archiven las actuaciones por "falta de pruebas". No obstante, la familia de la víctima insiste en que "ocurrieron demasiadas cosas raras". Y la participación de la Secretaría de Derechos Humanos se interpreta como un paso más en la búsqueda de la verdad; además de tener en cuenta que una eventual inacción "podría derivar en una causa internacional contra el Estado argentino".

Morales había nacido en Mendoza, pero hacía tiempo que vivía en la provincia vecina. Cuentan que era una persona alegre.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?