Detienen a otra madre que "hacía la vista gorda" ante los abusos sexuales que sufría su hija

Detienen a otra madre que "hacía la vista gorda" ante los abusos sexuales que sufría su hija

Efectivos de Delitos Sexuales capturó en Perdriel a una mujer acusada tras ser partícipe de los abusos sexuales que sufría su hija adolescente. La detenida se suma una larga lista que incluye a la esposa del "Chacal de la Cuarta" y la mamá de Florencia Di Marco. Radiografía del horror consentido.

Facundo García

Facundo García

La mayor parte de los abusos sexuales son cometidos por hombres, pero en más de una oportunidad hay mujeres que sostienen esos crímenes con una mezcla de omisiones, disimulos y silencios. El viernes, efectivos de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones allanaron una casa en Perdriel (Luján de Cuyo) y dieron con una madre de 40 años que -según el testimonio de los vecinos- entregaba a una hija para que su pareja la violara

Se cree que la pequeña era abusada desde el inicio de su adolescencia. En 2019, cuando ella tenía 13, el padrastro -con quien la víctima convivía- la abusó con acceso carnal y causó lesiones muy graves en el cuerpo de la chica. 

La madre, aparentemente, "hacía la vista gorda" ante estos hechos; y la menor, harta de vejámenes, intentó escapar para denunciar lo que le pasaba. Ya en la calle, el sujeto la interceptó, la agredió y la amenazó de muerte.

Pero otros ojos lo estaban mirando.

Una testigo vio todo

El violador no se percató de que había una vecina espiando. Muchas veces, los testigos deciden no interceder porque consideran que se trata de "cuestiones familiares"; pero en este caso la mujer hizo algo racional: fue a hablar con la madre de la nena y le contó lo que había presenciado. Las amenazas, los golpes, los gritos.

"Sin embargo ella hizo todo lo posible para que no se supiera nada"

Según contó a este diario la gente del barrio, la madre hizo como que escuchaba y luego ocultó todo. "Hizo todo lo posible para que no se supiera nada, e incluso escondía cualquier elemento que sirviera como prueba", reveló a MDZ un lujanino que vive ahí. Alguien, no obstante, se animó a destapar la verdad.

Para mediados de 2019 la investigación iba a toda marcha. Gracias a las pericias, el trabajo en conjunto de la Unidad Fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual, el E.T.I de Luján y la Policía de Investigaciones, se fueron acumulando pruebas.

Primero cayó el agresor, y se siguió indagando hasta comprobar que la madre había sido partícipe necesaria para que se produjera el abuso sexual agravado. Por eso es que este viernes se cerró el caso con la detención de la acusada. Y lamentablemente, no es la primera vez que se descubren semejantes infiernos domésticos.

La Justicia mendocina también envió a la cárcel a la esposa del "Chacal de la Cuarta Sección"

No hay violencia sin cómplices

De hecho, este diario ha abordado en varias notas la acusación de "partícipe necesaria" que pesa sobre Norma Ortubia, la esposa del "Chacal de la Cuarta Sección". Ortubia fue detenida porque la Justicia mendocina -en un fallo histórico- consideró que sin ella la serie de violaciones repetidas que sufrió su hija Cecilia durante décadas no habría sido posible. 

Cecilia fue abusada desde los 4 años y su madre la acusaba de "puta"

En aquel caso hubo una fuerte disputa doctrinaria, hasta que el juez Juan Manuel Pina consideró que había existido un "delito continuado" entre 1980 y 2009, y ordenó enviar a prisión a Ortubia a pesar de sus 69 años. Al recordar su infancia, Cecilia contó que cuando su padre la abusaba, su propia madre la culpaba a ella y la acusaba de "puta".

Otro episodio con una madre "entregadora" es el femicidio de Florencia Di Marco (12). Su madre, Carina (36), sabía perfectamente que la pequeña era violada por su padrastro Lucas Gómez (32), que terminó estrangulando a la víctima.

En el juicio posterior, se demostró que Carina sostenía y apoyaba el crimen, por lo que en abril de 2019 fue condenada a 18 años de prisión al ser considerada "partícipe necesaria por omisión" ante lo que había padecido la niña. O sea que se hacía la sorda, la ciega y la tonta, pero eso no la excusó

Por su parte, el padrastro de Florencia se suicidó en un calabozo.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?