Coimas en Justicia Federal: un testigo tiene miedo y pidió protección para su familia

Coimas en Justicia Federal: un testigo tiene miedo y pidió protección para su familia

La semana pasada, MDZ anticipó que Diego Barrera, uno de los cinco imputados por el presunto secuestro y muerte del empresario Diego Aliaga, declararía en la causa de las coimas en los Tribunales Federales. Preocupado por lo que le pueda pasar, el hombre pidió protección para él y su familia.

Jorge Caloiro y Facundo García

El jueves 4 de febrero, MDZ anticipó que Diego Barrera, uno de los cinco imputados por el presunto secuestro y muerte del empresario Diego Aliaga, había denunciado que lo amenazaban en la cárcel. La denuncia derivó en la decisión de trasladarlo al centro de detención U32. Aprovechando ese viaje, el fiscal Dante Vega -que investiga posibles coimas en la Justicia Federal- le tomó declaración durante cuatro horas.

La noticia de esta semana fue que tanto Barrera, como su pareja Bibiana Sacolle, la hija de ambos -Sol- y los hijos de la mujer -Gastón y Lucas Curi- pidieron ingresar al programa de protección de testigos contra la corrupción

¿Por qué? Porque tienen miedo de que alguien les haga algo. El escrito digital habría llegado ayer al despacho del juez que entiende en la causa Aliaga.

El motivo de fondo de la solicitud tiene que ver con que Barrera confirmó en su declaración que existía o existe una cadena de arreglos entre algunos magistrados y detenidos del fuero federal de Mendoza; en los que a cambio de dinero se podrían obtener beneficios. Libertades, domiciliarias, modificaciones de carátula. En criollo: coimas. Y no de ahora, sino desde hace años.

En la versión de Barrera, Diego Aliaga habría sido uno de los "punteros" de ese sistema que involucraría a muchos otros personajes.

Diego Aliaga fue hallado sin vida en Lavalle. 

Respuestas

Para conocer la respuesta al pedido de Barrera y su familia habrá que esperar unos días. Por lo pronto, desde hace un tiempo las autoridades han ordenado que se realicen rondines y se tenga especial cuidado alrededor de la casa en la que vive Sol, la hija de la pareja detenida. 

"En una de las audiencias, Barrera contó que venía recibiendo amenazas por parte de efectivos del Servicio Penitenciario. Teme por él y su familia", insistió en diálogo con este diario una fuente allegada a la causa. Todavía no se ha hablado de cambios de identidad ni de formas específicas de proteger a los cuatro imputados y a la chica. 

(Un detalle: el quinto imputado en la causa Aliaga es Yamil Rosales, que trabajaba como chofer de la empresa de transporte de Sacolle y Barrera. Pero él no tendría vinculación ni conocimiento sobre los "arreglos" en la Justicia Federal).

Otros frentes

Entre tanto, la investigación sobre supuestas coimas sigue avanzando. El 27 de enero, el juez federal Walter Bento se presentó con el patrocinio del conocido letrado Mariano Cúneo Libarona y un abogado local para ser parte de esa causa y poder revisar el expediente.

Por ahora, no se le ha permitido al magistrado obtener copias de ese documento. Y, a decir verdad, el contenido de la instrucción sigue siendo una incógnita. Lo que está claro es que, sea lo que sea, ya ha captado la atención de varios

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?