Dos menores golpeados tras un confuso episodio en San Rafael

Dos menores golpeados tras un confuso episodio en San Rafael

"Los policías le pegaron a mi hijo de 11 años y le dispararon un perdigón al de 4", se lamentó Lorena Ferreyra después de un incidente que alteró a todo el barrio Constitución. Los informes dicen que el nene tenía un arma de juguete. Las autoridades aseguran que ya se abrió una investigación.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Bruno (11) estaba jugando con un revólver de juguete y en un momento los policías pensaron que los apuntaba a ellos con un arma de verdad. Así comienza una de las versiones del hecho que este lunes terminó con dos menores golpeados en el barrio Constitución de San Rafael.

Lorena Elena Ferreyra, la mamá de Bruno, contó que cuando los uniformados comenzaron a perseguirlo, el nene "corrió y se metió en la casa de un vecino para esconderse debajo de la cama. Ellos entraron por la fuerza, le dieron un rodillazo en la espalda y lo sacaron de los pelos".

El testimonio de la madre, que pronto se difundió por las redes, continúa así: "me acerqué y les rogué que lo soltaran. No querían porque 'tenía un arma'. ¡Pero era de juguete! Bruno todavía la tenía en el bolsillo, así que la agarré y la rompí frente a los efectivos para que vean que no era de verdad, que era de plástico".

En medio del lío, algunos vecinos indignados empezaron a tirarles cosas a los agentes. En tanto, los oficiales respondieron con balas de goma, mientras subían a Bruno a un patrullero. Lorena pidió que no se llevaran al chico, pero en ese momento vio que tenía otro inconveniente: su otro hijo, de solo 4 años, tenía una herida porque -según asegura la mujer- lo había rozado un perdigón.

"Anoche, cuando Bruno se pudo ir a acostar, se tapó por completo: muerto de miedo. ¿Quién le quita el terror a mi hijo ahora? (...)  Después de tanto sufrimiento, los efectivos me dijeron: 'Disculpe, señora, fue un accidente'. ¿Y si una bala hubiese matado a mi hijo más chico?", se preguntó Ferreyra.

La denuncia llegó a la Comisaría 8° y tomó intervención el fiscal Javier Giaroli, que ya analiza los procedimientos. Paralelamente, se abrió una investigación interna para estudiar lo ocurrido. Desde el hospital Schestakow dijeron que habían recibido al paciente de 4 años "con raspones", aunque no especificaron el origen de la lesión.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?