Atropelló y mató a un nene y creen que se fugó del país

Atropelló y mató a un nene y creen que se fugó del país

El hecho se registró la semana pasada en el barrio porteño de Flores y el joven conductor permanece prófugo desde entonces.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Hace 5 días, un joven atropelló y mató a un nene de 4 años en el barrio porteño de Flores. El conductor huyó del lugar tras el hecho y desapareció sin dejar rastro. Su padre se dirigió a la comisaría el día siguiente y entregó el vehículo con el que su hijo había atropellado a la víctima. A 5 días del hecho, los familiares de la víctima creen que Ricardo Papadopulos puede haber escapado del país.

El hecho se registró el jueves a la noche cuando Débora e Isaac, su hijo de 4 años, cruzaban la esquina de Directorio y San Pedrito. Papadopulos los arrolló con el lado derecho del auto. Las imágenes de las cámaras de seguridad muestran que nunca detuvo su vehículo ni frenó a asistir a las víctimas.

Las últimas imágenes disponibles de Papadopulos lo muestran en un garaje de Ciudadela guardando su auto. El joven lo estacionó, bajó junto a un amigo, y ambos se quedaron mirando el frente del auto. Sobre el lado derecho se pueden ver un bollo en el capot y el vidrio del parabrisas estallado. El joven se agarra la cabeza, su amigo le pasa el brazo izquierdo por el hombro y lo consuela.

Con el correr de las horas se supo que el apellido Papadopulos está vinculado a varias causas que tramitan en la Justicia, en donde se investiga trata de personas, robos y estafas, entre otros delitos. Esto tiene en alerta a la familia de las víctimas y a sus abogados, quienes creen que el joven se fugó del país.

Los familiares de la víctima entienden que la aparición del padre, Rubén Ariel, fue una maniobra para dilatar la búsqueda. El hombre se presentó en una comisaría 48 horas después del incidente vial junto a sus abogados para manifestar que es el titular del vehículo que conducía Ricardo.

Ante la justicia, dijo que "su hijo se comunicó después de haber estacionado el auto. Me dijo llorando que había tenido un accidente. No se le entendía bien y se cortó la comunicación. Después no tuve más contacto con él".

El abogado de la familia Sus, Gabriel Becker, entiende que no hay elementos para que el padre continúe detenido. "No es testigo y su declaración no puede ser considerada como falso testimonio. Es el padre y está exento de responsabilidad criminal por el grado de consanguinidad. Por este motivo entendemos que su presencia es meramente distractiva, es una estrategia para dilatar la búsqueda", detalló Becker.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?