Caso Florencia: así eran los chats del detenido con las chicas que contactaba por las redes

Caso Florencia: así eran los chats del detenido con las chicas que contactaba por las redes

El martes, la fiscal Claudia Ríos ordenó la captura de Pablo Arancibia (33) y Micaela Méndez (27). La joven desaparecida estuvo con ellos el sábado. Y al conocerse quién es el hombre, varias muchachas contaron que el sujeto las quiso "tentar" varias veces, como se cree que pasó con Florencia.

Facundo García

Facundo García

Este jueves se definirá la situación de Pablo Arancibia (33) y Micaela Méndez (27), la pareja detenida por la desaparición de la joven Florencia Romano (14). La fiscal de Homicidios Claudia Ríos deberá decidir si los imputa o no, y bajo qué acusación. Como sea, al conocerse la identidad de los sospechosos, son varias las chicas que han salido a contar su experiencia. De acuerdo con sus relatos, Arancibia era muy insistente en los chats, y utilizaba diversos mecanismos para "tentarlas".

MDZ accedió a algunos de esos testimonios, donde se ve la forma en que Arancibia se aproximaba a las jóvenes. Huelga aclarar que ninguno de estos chats constituye automáticamente un delito, ni implica que el detenido sea culpable. Pero si se los pone en contexto resultan alarmantes. En especial porque algunas de las mujeres con las que conversaba habrían sido menores, como Florencia.

Una de las tácticas que abunda en las mencionadas conversaciones es cierta idea de la "fiesta" asociada al alcohol y a la noche. El hombre enviaba fotos de botellas llenas como forma de pavonearse, anticipando tal vez que las adolescentes curiosas iban a ceder ante semejante despliegue etílico.

Uno de los chats a los que tuvo acceso MDZ. 

Hacía llamadas y videochats. Siempre aludiendo al alcohol. "Tomemos algo hoy"; "cuando quieras nos tomamos unas cervezas" y frases por el estilo aparecen repartidas en estos diálogos, aun cuando la persona del otro lado dejaba de responder.

Uno de los insistentes chats.
"Tomamos unas coronitas cuando quieras".

Varias muchachas comentaron situaciones como estas o muy similares, revelando la posibilidad de que el sospechoso haya tenido una modalidad recurrente; un modus operandi.

Hay leves variaciones sobre un fondo común, como el añadido que se ve en este caso, en el que Arancibia se propone como asador.

Otro de los "diálogos".
Chicas que conocieron al sujeto se están animando a contar su experiencia.

Parece que algunas de las contactadas finalmente se juntaban con el hombre. Y da la impresión de que Arancibia no les mostraba todas sus cartas

El detenido.

En la siguiente charla entre dos chicas brota la duda, porque una se reunió con el sospechoso en su domicilio hace un mes y creyó en todo lo que él le decía. Su amiga le muestra que lo que vio puede haber sido una escena para engatusarla. Arancibia le aseguró, por ejemplo, que vivía con su madre y que la señora "no estaba porque se había ido a hacer las compras".

¿Una trampa para quedarse a solas

La creciente digitalización de la vida cotidiana abre espacios de riesgo para las jóvenes. Lo que se ve no siempre es lo real. Arancibia ni siquiera está imputado aún: la desesperada búsqueda de Florencia, de todos modos, debe servir como aviso para proteger a las menores expuestas a estas manipulaciones.

El caso

Florencia Romano (14) está desaparecida desde el sábado por la tarde. El último paradero que se le conoce es la casa de Pablo Arancibia y Micaela Méndez, la pareja detenida. Se trata de una vivienda en el pasaje Berra (Gutiérrez). En el lugar se pudre un viejo auto BMW que le da un toque extraño al panorama:

El pasaje Berra, en Gutiérrez.

Hay datos que preocupan. Por un lado, trascendió que Arancibia tiene denuncias penales por amenazas (2011) y por privación ilegítima de la libertad (2014). Las acusaciones señalan que el primer incidente se produjo cuando el hombre amenazó a una ex pareja con matar a toda su familia. En el segundo episodio, retuvo a otra de sus novias durante tres días, sin dejarla salir e incomunicada. 

Por otra parte se le habrían encontrado algunos rasguños recientes, lo que podría indicar que existió algún tipo de forcejeo con la niña. La Constitución, no obstante, le garantiza la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario.

Ayer, la Escuela Canina de Adiestramiento Mendoza (ESCAM) recorrió la zona que los pesquisas tienen bajo la lupa, en las inmediaciones del cruce entre Berra y Padre Vázquez. La información oficial es que por ahora los resultados han sido negativos

Igual la búsqueda continúa y el reclamo social crece. Hace algunas horas se realizó una marcha en el Parque Canota para pedir la aparición con vida de Florencia. Por lo pronto, la fiscal Ríos deberá definir esta tarde si imputa o no a los sospechosos.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?