"Si no mandás fotos, mato a tu mamá": el lado más oscuro del grooming

"Si no mandás fotos, mato a tu mamá": el lado más oscuro del grooming

Desde el comienzo de la pandemia, se calcula que el acoso virtual a menores aumentó un 30%. En la provincia se están dando episodios de una violencia extrema. Y ocurren a espaldas de mamás y papás. Experiencias y recomendaciones para cuidar a los pequeños.

Facundo García

Facundo García

Cecilia vive en Lavalle y su hija tiene 10 años. No le deja usar Instagram, ni Facebook, ni TikTok. "Whatsapp sí usa, por el tema de las tareas para la escuela", cuenta. Y es el principio de una experiencia que da miedo.

Hace unos días, Cecilia quiso ver qué deberes había enviado la maestra para su pequeña y entonces intentó agarrar el teléfono. Pero la nena no lo soltaba. "Se aferró. No había forma de que me lo diera, y me di cuenta de que algo no andaba bien", recuerda la mamá.

Al revisar el smartphone, Cecilia vio una serie de extraños chats y un grupo muy activo que se llamaba "Manden fotitos". "Estaba compuesto por unas 50 personas, de provincias argentinas pero también de países limítrofes -relata la mujer-. Algunos eran niños pero la mayoría eran adultos".

En el grupo se publicaban unos mil mensajes diarios

Entre fotos y videos, se publicaban ahí unos mil mensajes diarios. Para presionar a la pequeña, algunos delincuentes habían empezado a escribirle por privado. Le decían que si no enviaba fotos de ella iban a matar a su madre. "Mi hija los bloqueaba, pero aparecían desde otros números. Fue muy impresionante ver la cantidad de teléfonos que había bloqueado". 

El acoso duró dos días. "Yo notaba que ella pasaba demasiado tiempo con el teléfono, pero no me preocupaba porque sabía que solo usaba Whatsapp", recapitula Cecilia. Cuando se enteró de la verdad, corrió a hacer la denuncia a una fiscalía.

Claves para reaccionar

Hernán Navarro, presidente de la ONG Grooming Argentina, explica cómo deben actuar los adultos ante estas situaciones. "No hay que salir del grupo, sino aprovechar para hacer capturas de pantalla, copiar la URL de los perfiles, no eliminar conversaciones e ir con todo eso a los órganos competentes, para que se inicie una investigación", aconseja.

"Cuando el menor se encierra en su cuarto, quizá está entrando a un boliche o a un estadio con miles de personas..."

Podría creerse que en tiempos de aislamiento hay más presencia de los mayores en los hogares, pero es una ilusión. "En términos digitales -describe Navarro- es una falsa percepción de seguridad. El adulto suele creer que porque convive en un espacio edilicio tendrá monitoreado a su hijo o hija. Lo real es que cuando ese nene o adolescente se encierra en su cuarto, quizá está ingresando a un boliche o a un estadio en el que hay miles de personas a través de la Red". 

"¿Les preguntamos a nuestros hijos cómo les fue hoy en Internet?

El especialista aclara que no se trata de invadir la intimidad. "Es un tema de conciencia. ¿Les preguntamos a nuestras hijas o hijos cómo les fue hoy en Internet? ¿No nos hace ruido que los chicos de 10 años tengan 500 seguidores en Instagram o que sus videos de TikTok tengan 10.000 reproducciones?".

  • Esta nota está basada en dos entrevistas que hicieron Federico Croce y Facundo García para El Permitido, un programa que va todos los días de 17 a 19 por MDZ Radio. Para escuchar la charla completa, hacé click acá.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?