Habló la bailarina agredida y contó cómo fue el ataque

Habló la bailarina agredida y contó cómo fue el ataque

La joven aseguró que había notado que el agresor era "raro", pero nunca imaginó que pudiera atacarla de la manera que lo hizo.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Julieta Antón, la ex bailarina de Showmatch atacada a puñaladas por uno de sus alumnos el martes a la tarde, habló tras la agresión y brindó algunos detalles sobre lo ocurrido.

"Siempre lo noté raro, pero nunca me imaginé todo esto", se lamentó la joven al hablar sobre Sebastián Villarreal, el acosador que estaba obsesionado con ella.

En diálogo con el programa 'Los ángeles de la Mañana', Julieta contó que conoció a Villlarreal "en las clases de Zoom" que daba durante la pandemia.

"Empezó hace poquito, pero prefiero no hablar mucho del tema. Iba a las clases dos horas antes", contó la profesora de danza, quien agregó que ayer también llegó temprano y en un momento comenzó con el ataque.

"Tuve miedo antes. Lo había notado extraño. Yo lo noté obsesionado", reveló entre lágrimas la bailarina, y destacó la valentía de su amiga Sofía Bovino, quien se interpuso para defenderla y también resultó herida. "Sofi fue mi ángel", resaltó Julieta.

Aún conmocionada, la bailarina contó que no piensa en la posibilidad de volver pronto a trabajar sino en recuperarse y estar contenida por su gente. "En lo único que pienso es que estamos vivas", resaltó.

La víctima fue trasladada ayer al Hospital Pirovano después de que la policía lograra reducir al agresor y, si bien recibió el alta de los médicos, señaló que pudo dormir poco durante la noche y que no quiere tener contacto con las imágenes del ataque. "Preferí no ver nada hoy en la tele", contó Julieta.

Tentativa de femicidio

La justicia cambió la carátula de la causa a "tentativa de femicidio reiterado" y Villarreal arriesga una pena de entre 10 y 20 años de prisión.

El titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 5 del Ministerio Público Fiscal (MPF) de la Ciudad, Miguel Kessler, resolvió cambiar la imputación tras la declaración de testigos que afirmaron que el acusado manifestó durante el ataque que iba a matar a las dos víctimas.

La acusación que pesaba hasta ayer sobre Villarreal era la de “lesiones graves agravadas por ser la víctima una mujer, en contexto de violencia de género y en forma reiterada” (dos hechos), calificación que preveía una pena de tres a diez años de prisión, según el artículo 92 del Código Penal.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?