Un testigo vio cuando le pegaban "puntinazos en la cabeza" a Fernando

Un testigo vio cuando le pegaban "puntinazos en la cabeza" a Fernando

Lo aseguró el abogado Fernando Burlando, quien representa a la familia del joven asesinado en Villa Gesell. Además, dijo que el testigo "se quebró" por lo que vio.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El abogado que representa a la familia de Fernando Báez Sosa (19), Fernando Burlando, aseguró que el testigo clave que declaró en la causa reconoció hoy a "siete de los integrantes" del grupo que rugbiers involucrado en el hecho, y se angustió en varias oportunidades al recordar haber "quedado inmóvil frente a tremenda agresión". En ese sentido, aseguró haber visto cuando e pegaban "puntinazos en la cabeza" y "en las costillas" a la víctima.

El testigo, quien declaró ayer en la fiscalía a cargo de Verónica Zamboni, aseguró que vio a Baéz Sosa (19) "como arrodillado, tratando de defenderse con los brazos, él imposibilitado de pegar", y que el agresor que lo pateó en la cabeza le decía "dale, cagón, levantate".

Detalló que "las personas que le pegaban" en la calle habían sido expulsadas minutos antes de Le Brique, tras "una pelea" iniciada "en la pista", e identificó que uno de ellas "llevaba una camisa negra desprendida" y fue retirada del lugar "de manera violenta" por los patovicas.

"Este chico parecía líder del grupo, era el que iba al frente, el que más pegaba. Uno le pegaba patadas cuando estaba en el piso, precisamente en el sector de las costillas. Al mismo tiempo, el chico de la camisa negra queda al lado de la cabeza de Fernando, le pegó dos puntinazos en la cabeza, creo que del lado izquierdo", aseguró.

Además dijo que "le pegaron de muchas formas" y detalló: "Cuando digo puntinazos, me refiero a que le pegaba con la punta de la zapatilla".

"Lo más llamativo fue la memoria del testigo que calificaron como 'clave', describió a siete personas con una precisión realmente feroz", dijo Burlando a la salida de la Secretaría de Seguridad provincial, donde se realizan desde el jueves de la semana pasada las ruedas de reconocimiento.

Burlando señaló que ese testigo "se quebró varias veces" porque "está angustiado por haber quedado inmóvil frente a tremenda agresión", por lo que "incluso tuvo que comparecer para las diligencias la psicóloga que colabora con la fiscalía".

Además, consideró que aunque mañana se presentarán dos testigos más, "la gran cantidad de prueba recibida se está encaminando en un solo sentido", por lo que cree que "no va a haber modificaciones" en la cantidad de imputados que fueron identificados.

"Para nosotros está todo terminado desde mucho antes, la investigación es contundente, y las personas que van a presentarse en la fiscalía a declarar son importantísimas porque le van a dar más claridad a lo que inicialmente parecía confuso, frente a la gran cantidad de participantes", agregó.

"Creo que es una mezcla de tantas cosas, acá la falta de educación, la agresividad, la bestialidad que a veces existe en algunos seres humanos, estuvo exponencialmente expuesta, y no descarto una situación de discriminación", añadió Burlando.

Al respecto, dijo que ese punto "no es algo menor" sino "algo muy grave" porque "la ley prevé precisamente la posibilidad de sanción cuando un hecho ilícito se vincula a la cuestión discriminatoria".

Por otra parte, explicó que desde la querella buscan "que solamente los que participaron de la golpiza estén presos con prisión preventiva", porque "no le interesa a la familia de Fernando tener rehenes y personas inocentes detenidas".

"Por más que estén ligados, sean amigos, tengan el vínculo que tengan, lo único que interesa es precisamente la manda específica de los padres, que es tener justicia, y justicia es la verdad", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?