Julieta, séptima víctima del año por alcohol al volante

La joven deportista murió luego de que su novio, alcoholizado, perdiera el control de su camioneta en el Acceso Sur. Se registra un caso fatal por mes en la provincia.

Redacción MDZ

Julieta tenía 25 años.

Facebook

La muerte de Julieta Testa (25) la madrugada de hoy en un vuelco en el Acceso Sur es la séptima vinculada al alcohol al volante en lo que va de año en Mendoza.

Testa iba como acompañante en una Toyota Hilux conducida por su novio, un chico de 20 años, que perdió el dominio del vehículo cuando volvía alcoholizado de una fiesta de disfraces.

El hecho volvió a poner en foco del debate la relación entre conductores y alcohol. Hoy la ley provincial permite un máximo de 0,5 gramos por litro de sangre, pero varios sectores de la sociedad presionan por la “tolerancia cero” al alcohol al volante para evitar más tragedias en calles y rutas de la provincia por conductores imprudentes.

Aquí, una lista de los 7 casos fatales por conductores alcoholizados.

Julieta Testa, 25 años

Sergio Massó, de 20 años, conducía una Toyota Hilux por el Acceso Sur la madrugada del 8 de julio. Volvía de una fiesta de disfraces acompañado por su novia, Julieta Testa, de 25 años.

Julieta Testa tenía 25 años.

A la altura del mall La Barraca el joven perdió el dominio de la camioneta y volcó. Julieta salió despedida del vehículo y murió en el lugar, mientras que el conductor solo sufrió heridas leves.

Los tests arrojaron que Massó tenía 1,41 gramos de alcohol en sangre al momento del incidente, casi tres veces más de lo permitido.

Julieta era hija de Luis Testa, reconocido entrenador de vóley de clubes mendocinos y de la Selección Nacional sub-19.

Alejandro Daniel “Pato” Manfredini, 43 años

La mañana del sábado 8 de julio pasado Alejandro Daniel “Pato” Manfredini, empleado de la municipalidad de Maipú, trabajaba en la zona de Barrancas. El hombre iba en una moto de baja cilindrada propiedad de la comuna por calle Munives al norte cuando fue embestido de frente por un auto Fiat Palio.

Pato Manfredini era muy querido en Russell, su pago chico.

El coche era conducido por Emanuel Stocco, de 24 años, quien dio positivo en el test de alcoholemia.

Fernando Quiroz, 17 años

El 15 de junio pasado Fernando Quiroz, de 17 años, volvía de misa en su moto en San Rafael cuando fue embestido desde atrás en la ruta 143. El adolescente murió en el acto luego de ser arrastrado más de 200 metros.

Fernando murió atropellado cuando volvía de misa.

Quien lo embistió fue Julio Cruzate, quien manejaba un Toyota Etios. La alcoholemia reveló que el conductor tenía 1,69 gramos de alcohol en sangre, tras lo cual la fiscalía lo imputó por “homicidio culposo agravado por conducción antirreglamentaria”.

Santiago Zaragoza, 17 años

El 18 de mayo pasado Santiago y un amigo caminaban por la banquina de la calle Tirasso de San Rafael, en inmediaciones del camping de la Unión Empleados de Comercio, cuando el primero fue embestido desde atrás por un coche. El conductor huyó de la escena mientras que Santiago fue llevado de urgencia al hospital Schestakow, donde al mediodía del día siguiente los médicos constataron que ya no tenía actividad y cerebral y, algunas horas más tarde, falleció.

Santiago agonizó un día en el hospital antes de morir.

El conductor del auto, Luciano Palmucci (27) se entregó la madrugada después del incidente y reconoció su responsabilidad en el hecho. El alcohotest arrojó positivo.

Luciana Montaruli, 27 años

El médico José Paulos, de 34 años, embistió desde atrás a un taxi en el Acceso Sur la madrugada del 18 de mayo pasado. En el taxi, que era conducido por un joven de 19 años, iban Fernanda Egaña, de 24 años, y Luciana “Luli” Montaruli, de 24. El chofer y Fernanda resultaron heridos, mientras que Luli murió en el lugar.

Luciana Montaruli

Los análisis revelaron que Paulos tenía 2,06 gramos de alcohol en sangre, cuatro veces más de lo permitido por la ley.

El médico permanece detenido en prisión preventiva desde que recibió el alta médica a finales de mayo.

Yamil Ezequiel Telles, 22 años

Pedro Pablo Tormo Lima, de 46 años y chofer de planta del Estado provincial, conducía un Fiat Uno por calle Moreno de Las Heras la madrugada del 1 de enero.

Yamil fue embestido de frente por el chofer.

En la intersección se calle Avellaneda se cruzó de carril e impactó de frente a Yamil Ezequiel Telles, de 22 años, quien iba en una moto de baja cilindrada y murió cuatro días después en el hospital.

Tormo Lima fue imputado por “homicidio simple con dolo eventual” luego de que el dosaje arrojara que tenía 1,70 gramos de alcohol en sangre. El conductor permanece en prisión preventiva desde entonces.

Camila Pérez, 14 años

La madrugada del 16 de febrero pasado Camila caminaba por Martín Fierro y Cayetano Silva de Godoy Cruz cuando de pronto un Renault Clio se subió a la vereda y la atropelló.

Camila perez

El conductor del auto, Esteban Daniel Martín, de 34 años, tenía 2,08 gramos de alcohol en sangre en el momento del hecho, el cuádruple de lo permitido por la ley.

Camila agonizó cuatro días en el hospital Central hasta que el 19 de febrero finalmente falleció.

Alcoholímetros en rojo

Según el balance difundido por el ministerio de Seguridad de la provincia, en el primer semestre del 2019 se labraron 77.870 multas de tránsito.

En cuanto a las sanciones por intoxicación alcohólica, fueron 1.775, es decir un promedio de 10 por día.

Esto marca un preocupante crecimiento respecto del año pasado, donde el número final de multas para quienes dieron positivo (más de 0,5grs) fue de .2.600 en base a unos 24.509.

Considerada una falta gravísima, su costo es de $12.000 (con descuento, $7.200).

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?