El crudo relato de la médica que estuvo en la cesárea de la niña violada en Tucumán

En conversación con Radio Nacional de Tucumán, Cecilia Ousset relató cómo fue el procedimiento que se realizó a la niña de 11 años que hace 7 semanas pidió la interrupción de su embarazo. Finalmente le hicieron una micro cesárea. La médica dijo que desconoce cuál es el estado del recién nacido.

redacción mdz

El crudo relato de la doctora que estuvo en la cesárea de la nena de 11 años.

Publicada por Data Diario

En medio de la polémica por la cesárea (y no un aborto) que se le realizó a la niña de 11 años que fue violada y que estaba embarazada de 23 semanas, la médica que estuvo en el procedimiento relató la crudeza de la situación que vivió la pequeña víctima de esta situación y que le tocó enfrentar a ella a pesar de no ser parte del sistema público de salud.

La ginecóloga Cecilia Ousset relató que fue convocada a la intervención, pero como es objetora de conciencia pasó el teléfono de su marido que también es ginecólogo, por lo que él fue convocado. En ese sentido explicó que en el sistema público nadie quería hacer el procedimiento, por lo que los convocaron a ellos que trabajan exclusivamente en el sistema privado de esa provincia.

Comentó que acompañó a su esposo suponiendo que estaba todo listo, pero cuando llegaron al hospital se dieron cuenta que no era así. En ese momento conoció a la nena e indicó que, contrario a lo que decían las autoridades de Salud de Tucumán, la nena no llega a pesar 50 kilos y no tenía un cuerpo desarrollado para poder llegar a completar un embarazo.

Relató que cuando ingresó a la habitación la pequeña no soltaba la mano de su madre y jugaba con unos muñecos y sólo entendió que le iban a solucionar "el problema" que tenía. Ella le comentó a la pequeña que su esposo, le iba a ayudar.

En ese momento la niña pidió ir al baño, fue con su madre y nunca permitió que le saquen la ropa interior, por lo que tuvieron que dormirla para iniciar el procedimiento. 

​Cuando llegaron al quirófano todos los participantes, incluso el anestesista se declararon objetores de conciencia, en circunstancias que a la nena le habían dicho que le iban a solucionar el caso. Ousset comentó que no pudieron dar marcha atrás, trajeron un anestesista del sector privado y ella fue la instrumentista de su esposo.

La ginecóloga explicó que no se podía hacer el procedimiento por la vía vaginal, porque su cuerpo no estaba desarrollado y además presentaba una preclansia con una presión arterial de 170 con 120, una situación que ponía en riesgo la vida de la niña.

Explicó que se hizo la microcesárea en la que salió un recién nacido vivo ​y cuando salieron del quirófano había una oficial del Ministerio Público para tomarlo los datos y que explicaran lo que habían hecho en el quirófano.

La doctora Ousset dijo que la niña está evolucionando, pero indicó desconocer el estado del bebé, porque ellos no pertenecen al sistema público de salud. Respecto a la negativa que había en los profesionales del sistema de salud de Tucumán, dijo que es en gran parte por el escarnio público que existe en esa provincia. También comentó que antes de que los llamarán para intervenir su marido ya había recibido amenazas de muerte.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?