Daniel Ciancio Paratore: "Estoy inmerso en una gran utopía que creo y persisto"

Daniel Ciancio Paratore: "Estoy inmerso en una gran utopía que creo y persisto"

El escultor que explora a través de la arcilla, la madera, el metal y la piedra, nos abrió las puertas de su casa taller para presentarnos la creación de un mundo tridimensional que no tiene desperdicio. 

Se consagró en el año 1994 cuando ganó el 2° Premio Vendimia de escultura. Desde allí arrancó con una búsqueda infatigable por encontrar el medio de expresión perfecto. Dio inicio con la arcilla, la madera y el metal, pero finalmente se enfocó en la piedra.

Su universo está conformado de figuras humanas, pero también de animales.

¿Te dicen?

Y me dicen" El Ciancio".

¿Autodidacta o estudiado?

Estudié en la Escuela Provincial de Bellas Artes. Pasé por la Facultad de Artes en la UNCuyo. También fui ayudante en el taller del escultor Fausto Caner.

Daniel Ciancio

¿Qué es el arte para vos?

Para mi el artes es una forma de expresión única, necesaria, sana, un estilo de vida, una decisión de vida. El trabajo diario y continuo te lleva hacia un camino que se abre paso a nuevos objetivos y proyectos a veces impensados. Considero que todos los días se aprende algo nuevo y eso ayuda a ser más claro y más lógico.

¿Qué expresás a través de arte?

Se expresan un sin fin de cosas todo el tiempo, todo el día. Desafíos en distintos materiales que varían según el momento y el tiempo.

Daniel Ciancio

¿Cuándo te diste cuenta que querías vivir del arte?

Desde muy chico encontré en el dibujo un refugio donde pasaba horas disfrutando y aprendiendo a observar .

¿Qué sentís cuando esculpís?

Es el momento donde se alinean los planetas y uno se conecta con el trabajo y deja que todo fluya.

Daniel Ciancio

¿Cómo te enfrentás al material sin forma?

Siempre pasa que cuando te enfrentás a un proyecto, es intrigante y un nuevo desafío es lo que me mantiene vivo.

Cuando mirás obras viejas tuyas, ¿te encontrás o ya no?

Cuando hago una revisión de obras viejas, me reconozco. Aunque muchas veces veo inmadurez, falta de paciencia. No tengo problema en retomar proyectos y continuarlos, imprimirles un poco de realidad, golpes nuevos en la superficie, cambios de rumbos y en algunos casos se trata de obras que no terminaré nunca.

Daniel Ciancio

¿Cuál es tu sueño?

Me gustaría seguir viviendo de este oficio tan noble. Siempre es saludable estar acompañado por mi compañera de vida y una gran familia.

Daniel Ciancio

¿Te gusta mostrar lo qué hacés? ¿Cómo te llevás con el marketing?

Principalmente me moviliza y me motiva producir obra nueva siempre. Se que tarde o temprano hay que mostrar y eso es algo que se puede realizar de distintas maneras. En Mendoza hay espacios variados para exponer, desde los pocos espacios del estado como: museos, centros culturales. Hasta espacios privados como son las salas que proponen hoy las bodegas. Sin embargo, mostrar desde mi propio taller es una posibilidad de que la gente puede ver las distintas propuestas: obras en procesos y vivenciar el detrás de escena, compartiendo un poco más estrechamente el vínculo con la obra.

¿Qué sentís cuando terminás una obra?

Al terminar cada obra es un gran alivio. Una sensación agradable, aunque es verdad que nunca se está del todo seguro que esté terminada. Siempre hay tiempo para hacerle nuevos detalles.

¿Cómo le ponés un valor a tu obra?

Tengo algunas obras de colegas y amigos. Muchas han sido regalos y algunas fueron trueques por obras. Siempre es bueno desprenderse de las obras, ser generoso con en destino de cada pieza.

¿Quién valora más tu arte el mendocino o el turista? ¿Y tiene que ver con el valor que le das vos?

Estoy trabajando en proyectos en conjunto con otros colegas que me llevan a dialogar, interactuar y crecer en cada propuesta. Las mismas, muchas veces van destinadas a participar en la vía pública y con la contemplación del resto de la sociedad.

Sólo se que estoy inmerso en una bella actividad que me mantiene vivo, una gran utopía en la cual creo y persisto.

¿Qué pieza o cuadro quisieras tener en tu casa que no sea tuyo?

A través del tiempo se han producido intercambios de obras con colegas y amigos.. Eso hace que hoy tenga en casa muchos cuadros y esculturas de artistas principalmente del medio local. Pero no descarto la posibilidad de tener algún día obra de artistas reconocidos; por ejemplo: Carlos Alonso.

¿Dónde te gustaría tener una obra tuya?

Ducmelic. Por nombrar algunos de los que admiro, mientras tanto produzco y trabajo en proyectos que algún día verán la luz y tendrán su propio destino. Algunos serán parte de colecciones privadas, pero aspiro a que muchos otros estarán emplazados en la vía publica, a la vista de todos y para ser contemplados por todo el mundo.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?