CULTURA

Se confirmó que Miguel Ángel pintó un segundo "Juicio Final": cómo es y dónde se encuentra

Un estudio realizado en Roma determinó que el genio renacentista pintó otra obra inspirada en el fresco de la Capilla Sixtina.

Agustina Castro
Agustina Castro martes, 14 de mayo de 2024 · 21:01 hs
Se confirmó que Miguel Ángel pintó un segundo "Juicio Final": cómo es y dónde se encuentra
La obra está pintada en óleo sobre tela Foto: Redazione Ansa

El Renacimiento fue el movimiento cultural que dio lugar a algunas de las obras de arte más importantes de la historia, como es el caso del Juicio Final. El fresco, que Michelangelo trazó entre 1536 y 1541, ornamenta el ábside de la Capilla Sixtina, siendo uno de los principales atractivos de la Ciudad del Vaticano. Sin embargo, no se trata de una obra irrepetible. Este martes, se confirmó que el artista italiano realizó una segunda pintura con el mismo motivo que el Juicio Final.

La segunda pintura, que recibe el nombre de “El juicio final de Ginebra”, fue objeto de estudio a lo largo de ocho años por un grupo de investigación conformado por Amel Olivares, especialista en arte del Renacimiento, y José Manuel del Río Carrasco, obispo español especializado en la historia del arte y la conservación. La pieza artística estuvo en manos de Miguel Ángel, quien pintó un óleo sobre tela con el mismo motivo del Juicio Final.

"Es un pequeño Juicio Final con Cristo Juez y otras figuras del famoso fresco que se puede admirar en la Capilla Sixtina pintado por Miguel Ángel Buonarroti, al óleo sobre lienzo, único ejemplo del uso de esta técnica por parte del Maestro", reveló Amel Olivares en una conferencia de prensa en el Palazzo Grazioli.

El juicio final de Ginebra estuvo bajo el examen de expertos durante ocho años. Foto: Ansa.It

La reconstrucción de datos señaló que Miguel Ángel la habría elaborado como regalo a su colega Alessandro Allori, conocido por dar a luz la pintura de Venus y Cupido. Allori, por su parte, creó un Retablo en la Basílica Santissima Annuziata de Florencia, teniendo de modelo el regalo del escultor del David.

La obra en cuestión fue realizada sobre un lienzo de lino fino y tiene las medidas de 96,52 x 81,28 cm. El estudioso de la historia del arte destacó la figura de Cristo Juez sin barba como audaz, puesto que es idéntico al de la Capilla Sixtina. Asimismo, subrayó la técnica de movimiento en las figuras, los personajes incompletos y los ángeles sin alas o ápteros.

Olivares, de acuerdo con el diario italiano Ansa, señaló que esta obra “es un ejemplo del conocimiento que Miguel Ángel tenía de la técnica del óleo sobre lienzo”, que había aprendido de Sebastiano dal Piombo. En suma, declaró que la descripción del Juicio Final de Ginebra se ubicó en los Archivos Estatales de Florencia en 1792. Se encontraba entre los documentos relacionados al inventario de muebles y obras de arte de Donato Guadagni.

Si bien la obra fue cambiando de dueño conforme pasaban los siglos, fue restaurada en 2015 por Antonio Casciani y, actualmente, se conserva en buenas condiciones en una caja fuerte en Ginebra. Tras ello, inspiró a investigadores y científicos quienes llevaron a cabo análisis y estudios como espectrofotometrías, estratigrafía y reflectografía.

Archivado en