Tradiciones

Qué es y cómo se festeja el Pésaj, la Pascua judía

Conmemora la salida del pueblo hebreo, liderado por Moisés, desde Egipto hasta la tierra prometida. Este año se celebra desde el 22 hasta el 30 de abril. Cómo es el saludo a los miembros de la comunidad.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad martes, 23 de abril de 2024 · 15:07 hs
Qué es y cómo se festeja el Pésaj, la Pascua judía
Desde hoy y hasta el 13 de abril la comunidad judía celebra Pésaj. Foto: Shutterstock

La colectividad judía celebra desde el lunes 22 y el martes 30 de abril el Pésaj, la fiesta judía más importante que celebra la liberación de los israelitas de la esclavitud en el antiguo Egipto. 

La dos primeras cenas están marcadas por una comida especial llamada Seder, que incluye el recuento de la historia del éxodo de Egipto, así como comidas simbólicas, como matzá (pan sin levadura) y hierbas amargas.

El saludo durante la festividad es "Jag Sameajen", que en castellano significa "Felices fiestas".

Durante la festividad, los judíos observantes deben evitar comer pan con levadura y otros alimentos que contengan agentes de levadura. Esto tiene por objeto conmemorar el apuro con la que los israelitas salieron de Egipto, sin tener tiempo de dejar levar el pan.

Pésaj es una de las festividades judías más celebradas y es un momento importante para las reuniones familiares, los eventos comunitarios y la reflexión espiritual.

Qué implica esta celebración

La rabina Silvina Chemen recordó que la celebración implica "una conciencia de la memoria con la responsabilidad que supone haber sido liberados como pueblo de Egipto y no permitir que nadie viva en estado de esclavitud".

"El Pésaj es la celebración de la liberación de un sistema opresor, Egipto, sobre el pueblo hebreo, se celebra en una mesa que vuelve a contar la historia en tiempo presente, como si nosotros mismos la estuviéramos viviendo", señaló la rabina de la comunidad Bet-El, del barrio porteño de Belgrano, e integrante del Consejo Académico del Centro Ana Frank Argentina.

Y remarcó que en Pésaj la toma de conciencia es la "memoria con la responsabilidad que supone haber sido liberados como pueblo de Egipto y, por lo tanto, impedir que alguien viva estado de esclavitud".

En diálogo con MDZ, el rabino Adrián Fada explicó que "con la salida de la primera estrella de este lunes comienza la fiesta de Pésaj, para la tradición judía la fiesta de la libertad". "Tras 400 años de esclavitud en Egipto, el faraón nos libera luego de las plagas y el pueblo de Israel comienza un gran viaje hacia la libertad", agregó Fada y sintetizó: "Ese viaje duró muchísimos años, pero para poder salir hacia la libertad el pueblo tuvo que dar ese primer paso para entender que uno tiene que querer ser. Pésaj simboliza precisamente eso, lo que significa la libertad hoy en nuestros díasm y también cómo hoy por diversas cuestiones no nos permitimos tener esa libertad tan propia. Entendemos, como nos enseña nuestra tradición, que libertad sin orden no es libertad".

La importancia de mantener viva una tradición

Sobre la importancia de esta fecha, Fada subrayó que se trata esencialmente de una "fiesta de la familia, donde los niños preguntan y los adultos responden". "Todas las generaciones se unen alrededor de una mesa para poder preguntarnos qué simboliza esta noche y por qué es diferente a todas las demás", añadió el rabino.

"Ahí es donde se empieza a relatar lo que vivió el pueblo judío en su historia y el símbolo de que hoy tenemos la bendición de poder ser libres y estar todos sentados alrededor de una mesa para poder celebrar y encontrar el valor de ese símbolo", dijo Fada.

"Por eso -cerró- una de las cuestiones más importantes de esta celebración tiene que ver con el relato y con poder transmitir de generación en generación la razón que hoy nos lleva a nosotros a mantener viva esta historia que tiene más de 2000 años".

Por su parte, el rabino Marcelo Polakoff, de la comunidad judía de la ciudad de Córdoba, explicó que la cena de Pésaj -que se realizó la noche de este lunes y se repite este martes- consta de 15 pasos.

"No es una cena gourmet porque son 15 pasos ancestrales en los que se mezclan plegaria, alimentos, texto, preguntas y respuestas, participación de los más chicos y los más grandes, juegos, y hasta un poco de teatro".

"Toda la cena va desarrollándose en un ambiente festivo y alegre que empieza con el recuerdo de lo triste y amargo, reflejados en algunos alimentos que simbolizan la amargura y la esclavitud", señaló Polakoff.

Los permitidos y los prohibidos

Durante la celebración de Pésaj no está permitida la ingesta de alimentos derivados de cereales como avena, cebada, centeno, espelta y trigo fermentados, y se acostumbra a comer matzá, pan sin levadura".

La preparación de esta cena familiar "celebra la sencillez, la humildad, la libertad y lo básico, que es donde hay que poner mayor énfasis", en contraposición a "lo artificial o lo leudado", explicó el rabino, y agregó que simboliza "lo que nos aleja de la libertad, esclavizándonos. A veces de formas más sutiles, pero igual de drásticas como la esclavitud".

La forma habitual de celebración es ancestral porque es una costumbre inscripta en la Biblia, en los capítulos 15 al 20 del Libro del Éxodo.

Según la tradición, el pueblo judío salió de Egipto con tal apuro que no hubo tiempo de prepararse, y mucho menos dejar leudar el pan para el camino, que igualmente duró 40 años de caminar por el desierto, lo que dio origen a la tradición.

La cena termina con "cantos de esperanza, agradecimiento y aleluyas, celebrando la libertad y la posibilidad de la redención, no solo para el pueblo judío sino para toda la humanidad", explicó Polakoff.

"La celebración también tiene como corolario "una fiesta de acá a 50 días con la que se celebra Shavuot, también conocida como pentecostés, que recuerda la entrega de la Torá con los 10 mandamientos y la ley en general", agregó el rabino.

"La libertad que se celebra en Pésaj tiene su complemento en una libertad que se constituye en un 'para', esto es para hacer un proyecto de vida distinto (con la entrega de las "tablas de la ley" por Dios a Moisés), en una sociedad donde la opresión no sea la palabra que reine, sino la justicia, la igualdad, la equidad, la solidaridad y el buen trato entre la gente", concluyó Polakoff.

Archivado en