Inflación y devaluación

Crecen las limitaciones en venta de productos de primera necesidad en Mar del Plata

Afectan a los productos más vendidos y no hay explicaciones certeras de por qué los pusieron.

Federico Bruno
Federico Bruno viernes, 8 de septiembre de 2023 · 22:08 hs
Crecen las limitaciones en venta de productos de primera necesidad en Mar del Plata
Los supermercados tomaron medidas drásticas en las últimas semanas Foto: Noticias Argentinas

En plena crisis económica, aparecieron carteles en supermercados que se retrotraen a un evento asociado al comienzo de la pandemia de coronavirus, donde restringieron la venta de alimentos de los más vendidos, muchos de primera necesidad. Pero en esta ocasión no hay explicaciones certeras de por qué los pusieron. 

En Mar del Plata se vieron la semana posterior a las elecciones presidenciales PASO (primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias) y todo indica que llegaron para quedarse al menos hasta los comicios generales. No están asociados a marcas en particular ni a ofertas, para limitar los stocks, sino al producto en todas sus variantes, costos y formas. 

"Momentáneamente, la venta de harina (también azúcar, leche, entre otros) se limita a 3 unidades por grupo familiar. Disculpa las molestias)", advierten desde una cadena de supermercados con fuerte presencia en la costa, que funciona desde la década del 50. 

Hubo un antecedente de estos comportamientos a fines del primer trimestre de este año, cuando la Secretaría de Comercio Interior dio a conocer que 580 productos, que registraron incrementos desproporcionados, debían retrotraerse a los valores vigentes al 10 de marzo pasado, de acuerdo con un compromiso asumido por las grandes cadenas de supermercados. Esto hizo que desde algunas grandes superficies se limitara el abastecimiento de una serie de productos similares, incluyendo por ejemplo a la mayonesa y la yerba, que por ahora no fueron alcanzadas. 

Tres paquetes de harina, el máximo que puede comprar un grupo familiar - Foto: Federico Bruno

La incidencia no se acota a los artículos que forman parte de los programas de precios del Gobierno nacional, sino que se volcó a la totalidad de las marcas que se comercializan los productos, dejando algunas de las góndolas semivacías, seguramente para desalentar la compra para el autoabastecimiento. 

En los mayoristas se replican avisos similares, e instan a los clientes de mercados y kioscos que realicen "un tope máximo de dos bultos por compra". En ese caso, al estar registrados con sus datos fiscales, tampoco pueden dos titulares de la misma firma realizar dos compras distintas de los productos que pretenden, ya que el sistema informático de la línea de cajas advierte que ya se llevaron los bultos permitidos -por ahora- diarios.

Quienes impulsaron las flamantes medidas no quisieron dar sus explicaciones ante la prensa, ni siquiera extraoficialmente, mientras que en eventos similares se excusaron con la guerra entre Rusia y Ucrania, y la subas en los productos derivados del trigo y el girasol, o con las limitaciones de producción y transporte que acarreó la pandemia. Lo cual abre el interrogante de la especulación por las mediciones de inflación alarmante, la devaluación y la disparada del dólar blue. 

También se hizo habitual notar que muchos productos no tienen precio, o que las ofertas que anuncian los supermercados ya no están disponibles. Ante la ola de críticas, algunos empleados suelen emitir un mensaje corto y preciso para apaciguar los ánimos de sus clientes: "No hay reposición", expresaron sobre la falta de marca de yerbas y papeles higiénicos. 

El aceite está limitado y está en el podio de las góndolas semivacías - Foto: Federico Bruno

Según un relevamiento local del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), que dio a conocer MDZ, el mes de agosto el rubro de carnicería encabezó los fuertes aumentos en la ciudad con un 59% promedio, seguido del almacén con 23% y verdulería con aumentos del 22%. En agosto los cortes que más aumentaron de las carnes fueron la nalga (77%), la paleta y el espinazo por encima del 60%; también se registraron subas en rubro almacén del pan (37%), el arroz y la polenta (35%) y el azúcar (33%); mientras que, en verdulería, hubo aumentos en el tomate (69%) y la banana (46%). Complementariamente, en el rubro higiene y limpieza, los productos que más aumentaron fueron los pañales (41%); jabón en polvo y pasta dental (32%).

Por otro lado, los supermercados chinos se fortalecen en no escatimar sus stocks: en sus pasillos las limitaciones allí no existen, pero no hay una variedad muy grande en los productos más requeridos. Tampoco se ofrecen alimentos dentro de programas como Precios Justos o cuentan con la mayoría de las promociones bancarias.

"El aceite es uno de los primeros productos que escasea por los aumentos. Eso nos afecta a todos por igual", contrastó un supermercadista chino, que "por ahora" no limitó esos stocks, pero que lo haría de ser necesario. 

Estos mecanismos se yuxtaponen a la preocupación por los saqueos que se registraron en distintos puntos del país semanas atrás y que todavía mantiene a los locales en estado de alerta. Muchos eligieron contratar seguridad privada y están muy pendientes, a la hora de apertura y cierre, al intercambio en redes de mensajería para notificar movimientos sospechosos. Sin embargo, en la ciudad todavía no se constató ningún robo de estas características.

Archivado en